La Fhia impulsa mejora genética de banano resistente a la RT4

La enfermedad es una grave amenaza a la producción mundial de banano, dice director general de la Fhia.Los híbridos están siendo evaluados en Australia y Sudáfrica.

Un jornalero camina entre una plantación de banano en La Lima, Cortés. FOto: LA PRESA
Un jornalero camina entre una plantación de banano en La Lima, Cortés. FOto: LA PRESA

La Lima.

La Fundación Hondureña de Investigación Agrícola (Fhia) continúa impulsando el mejoramiento genético de un banano del tipo cavendish que sea resistente a la enfermedad de la Raza Tropical 4 (RT4), que “es muy grave” y para la que “no hay control químico, ni biológico”.

Así lo dijo en entrevista con Efe el director general de la Fhia, Adolfo Martínez.

“Es una enfermedad muy grave y está destruyendo muchas plantaciones en muchos países del mundo”, enfatizó Martínez, de nacionalidad colombiana, quien desde hace 30 años está al frente de la Fundación, una de las instituciones más prestigiosas del sector agrícola de Honduras.

Agregó que en América Latina, la enfermedad, “que se puede diseminar muy fácilmente si no se toman las medidas de control necesarias”, fue identificada por primera vez en Colombia, entre julio y agosto de 2019.

Para desarrollar variedades tipo cavendish resistentes a la RT4, la Fhia trabaja con un consorcio formado con la empresa Agroamérica, de Guatemala; MacKay’s Banana Marketing, de Australia, y Dole Internacional.

“En este momento tenemos unos 11 híbridos nuevos que están siendo evaluados en Australia y Sudáfrica para comprobar si tienen la resistencia a esta terrible enfermedad que amenaza la producción mundial de banano”, enfatizó Martínez, experto en economía agrícola.

Historia

Martínez recordó que la Fhia fue creada en 1984 por la agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (Usaid), el Gobierno de Honduras y Chiquita Internacional.

En el espacio físico que ocupa la Fundación funcionaron los laboratorios de la Tela Railroad Company desde inicios del siglo pasado, hasta 1984, cuando se tomó la decisión de cerrarlos y donarlos a Honduras para que funcionaran como una entidad de investigación privada, sin fines de lucro.

Diversificación

La Fhia tiene cuatro programas principales de investigación: Mejoramiento genético de banano y plátano, que heredó de la multinacional bananera, Cacao y agroforestería, Diversificación y Hortalizas, explicó Martínez.

Las cuatro áreas se complementan con los servicios de laboratorio a los diferentes programas, comunicación y capacitación para transferir las tecnologías desarrolladas por la Fundación.

La Fhia dispone de cuatro estaciones experimentales, dos dedicadas al cacao y la agroforestería, una al banano y plátano, y otra a hortalizas, en las que trabajan unas 250 personas, más las asignadas en La Lima.

Martínez dijo que el programa más conocido de la Fhia a nivel internacional es el de banano y plátano, el cual ha desarrollado variedades resistentes a la sigatoka negra y el mal de Panamá, tanto en Raza 1, como en RT4, de las que algunas están siendo producidas en más de 50 países, beneficiando a muchos pequeños, medianos y grandes productores en África, Asia, América Latina y Australia.

El Programa de diversificación ha tratado e introducido nuevos cultivos al país, tales como el de rambután, que ha alcanzado grandes volúmenes de producción y exportación.
También introdujo el aguacate hass, de México, que se está desarrollando rápidamente

La Prensa