Inversión de bancos en tecnología crece un 12.5%

Es uno de los sectores más adaptados a la nueva normalidad.

Con la reapertura, la atención personalizada volvió, aunque operaciones están en línea.
Con la reapertura, la atención personalizada volvió, aunque operaciones están en línea.

TEGUCIGALPA.

La banca comercial de Honduras es uno de los sectores económicos que mejor ha adaptado sus operaciones por las restricciones de mobilidad a causa de la pandemia del coronavirus.

Uno de los factores que permite mantener los servicios es la constante inversión en tecnología. Según el Informe de estabilidad financiera de junio de 2020, que elabora el Banco Central de Honduras (BCH), el confinamiento y las restricciones de movilidad humana han llevado a las empresas y a las instituciones financieras a continuar gran parte de sus operaciones de manera remota.

En ese sentido cobra importancia el fortalecimiento de las infraestructuras tecnológicas, de manera que sean capaces de soportar todas las operaciones (trabajadores-clientes) que se realicen a través de estas.

Sépalo
De enero a junio del presente año los hondureños realizaron pagos por más de 69,000 millones de lempiras mediante 3,263,886 operaciones en la banca electrónica, según la CNBS.

Danilo Antúnez, presidente de la Asociación de Empresas de Tecnologías de Honduras (Asemtech), dice que casi el 100% de las operaciones de la banca están automatizadas.

El sistema bancario ha avanzado en desarrollo tecnológico al incentivar a sus clientes el uso de plataformas digitales, presentándoles las ventajas que ofrecen en tiempo, costos y accesibilidad.

La creación de aplicaciones móviles, call centers, asesorías a través de las redes sociales, banca online y actualizaciones de páginas web han derivado en una serie de productos y servicios para la población.

45.1%
Las operaciones bancarias electrónicas crecieron un 45% en el primer semestre de este año impulsadas por el confinamiento.

Asimismo, la banca hondureña ha efectuado arreglos de negocios con muchas empresas comerciales (tiendas por departamento), farmacéuticas y de servicios (hospitales, clínicas, hoteles y restaurantes) a través del comercio electrónico, desarrollos de páginas web y creación de tiendas y ferias virtuales.

Lo anterior para vigorizar la operatividad financiera-comercial en el mercado nacional. Esta situación ha implicado una mayor adquisición de activos tecnológicos de los bancos, los que se han incrementado interanual en 12.5% a junio 2020, con un saldo que asciende a esta misma fecha en 7,003.9 millones, superior que los 6,226.6 millones, según el estudio del Banco Central.

Agrega que los gastos tecnológicos sumaron L316.2 millones a la misma fecha (2.8% del total de gastos administrativos), que incluyen básicamente mantenimiento y reparaciones de software, equipo de cómputo y sistemas de informática. Los activos tecnológicos incluye equipo de informática, programas, aplicaciones y licencias informáticas.

La Prensa