Banco Central de Honduras aprueba medidas económicas para mitigar impacto del COVID-19

Los pronósticos del BCH indican que la inflación total se ubicará en torno al 4.0% para finales de 2020 y 2021.

Wilfredo Cerrato, presidente del Banco Central de Honduras.
Wilfredo Cerrato, presidente del Banco Central de Honduras.

Tegucigalpa, Honduras.

El Banco Central de Honduras aprobó este jueves medidas económicas para mitigar impacto del mortal coronavirus COVID-19, que hasta el momento ha contagiado a 12 personas en el país, mientras que otras 90 están en vigilancia por sospechas de contagio.

La confirmación del letal coronavirus ha implicado la adopción de medidas de restricción de movilidad y cierre de fronteras, lo que estaría impactando el normal funcionamiento de la actividad económica, por lo que se prevé que el crecimiento económico se ubique entre 1.5%-2.5% para 2020 y 2.0%-3.0% para 2021.

LEA: Si Honduras pasa los 32 casos de coronavirus será difícil atender a los demás

Asimismo, los pronósticos del BCH indican que la inflación total se ubicará en torno al 4.0% para finales de 2020 y 2021, asociado a la ausencia de presiones por demanda agregada y las perspectivas de menores precios de los combustibles.

Ante un contexto interno y externo de mayor incertidumbre y volatilidad, el BCH con la aprobación de este Programa Monetario, establece un conjunto de medidas de política monetaria con el fin de continuar flexibilizando las condiciones financieras que permitan al sistema financiero privado disponer de liquidez para atender las necesidades de la población en estos momentos de alta demanda. Asimismo, que dispongan de recursos para brindar acceso al crédito a los distintos sectores económicos que ayuden a mitigar el impacto derivado del COVD-19.

Las medidas adoptadas por el Banco Central de Honduras

1. Reducir la TPM en 75 pb para ubicarla en 4.50%; asimismo, ajustar en la misma proporción las tasas de corte de los diferentes plazos de Valores del BCH ofertados en las Subastas Estructurales.

2. Reducir la tasa de interés aplicables a la Facilidades Permanentes de Crédito (FPC), pasando de 6.25% a 5.50% (TPM + 1.00 pp).

3. Continuar ofreciendo al sistema financiero Operaciones de Reporto con el BCH, ampliando su plazo máximo de 14 a 28 días y reduciendo su tasa de interés de 7.00% a 6.25% (FPC + 0.75 pp).

4. Establecer la tasa de interés aplicables a las Facilidades Permanentes de Inversión (FPI), en TPM - 4.50 pp, es decir 0%.

5. Suspender temporalmente la realización de las subastas diarias de Letras dirigidas exclusivamente a las instituciones financieras, que permitan a los bancos disponer de liquidez, para atender las necesidades de sus clientes en estos momentos de alta demanda que tiene la población; dicha liquidez es de alrededor de L10,600 millones.

6. Monitorear la evolución de las principales variables macroeconómicas y adoptar las
medidas de políticas adecuadas y oportunas que permitan mantener una inflación baja y
estable.

La Autoridad Monetaria reafirma su compromiso de continuar analizando la coyuntura y perspectivas del entorno nacional e internacional, adecuando su conducción de política monetaria con el fin de mantener niveles de liquidez del sistema financiero congruentes con la estabilidad de precios. Adicionalmente, monitoreará permanentemente los impactos sobre la economía nacional derivados del Covid-19, con el propósito de adoptar de manera oportuna las medidas necesarias para reducir sus efectos en la economía hondureña.

La Prensa