Más noticias

Falta impulsar a las mujeres en dirección de empresas

La proporción de hondureñas en cargos ejecutivos es mayor a nivel de pequeñas empresas, con casi el 33% Banca es ejemplo de diversidad.

San Pedro Sula.

La tasa de participación de la mujer en el mercado laboral de América Latina y el Caribe ha crecido a un ritmo más acelerado que otras regiones a nivel mundial desde la década del 2000 (9.6%).

Sobre tales tendencias, la Organización Internacional del Trabajo (OIT) presentó ayer el informe Las mujeres en la gestión empresarial: argumentos para un cambio, en el que refleja los resultados de encuestas aplicadas a casi 13 mil empresas de 70 países, incluyendo Honduras.

Un 57% de las empresas participantes señalaron que sus iniciativas a favor de la diversidad de género contribuyen a mejorar su rendimiento empresarial.

La proporción de empresas con mujeres ejecutivas de máximo nivel o directoras generales en Honduras, basados en 2016 como último dato disponible y según el tamaño de la empresa, va de 32.9% en pequeñas, 20.1% en medianas y 5.1% a nivel de las grandes empresas, cita la OIT.

En Honduras se ha avanzado mucho en la inclusión de las mujeres en todos los ámbitos productivos del país. Tal vez lo que no se ha visto es un empuje en que lleguen a las posiciones directivas de las empresas”, refiere Jacqueline Foglia, directora ejecutiva del Consejo Nacional de Inversiones (CNI).

Resultados de la encuesta
Casi tres cuartas partes de las empresas participantes en la encuesta han implantado políticas para fomentar la igualdad de oportunidades, la diversidad y la inclusión. No obstante, es necesario abundar en medidas claras para este objetivo.

El organismo especializado de Naciones Unidas en asuntos relativos al trabajo y relaciones laborales sostiene que las empresas en las que se fomenta la diversidad de género, en particular a nivel directivo, obtienen mejores resultados y aumentan notablemente su beneficio.

El criterio es compartido por Foglia, quien agrega que “las empresas, en efecto, tienen mayor productividad y crecimiento si hay una mayor diversidad en sus áreas directivas”.

La CEO del CNI destaca al sector de la banca, cooperativas y financieras hondureñas, en el que hay muchas mujeres en cargos directivos, reflejándose en su crecimiento y competitividad. “Eso nos debería servir como un ejemplo de incluir a más mujeres en niveles directivos y tomas de decisiones de las empresas y el Gobierno, para hacer que crezca nuestro producto interno bruto”, agrega.

Desafíos. En el informe se determinan varios factores clave que dificultan el acceso de la mujer a puestos de toma de decisiones. La cultura empresarial, que por lo general exige disponibilidad “en todo momento y en cualquier lugar”, afecta de forma desproporcionada a la mujer, en sus responsabilidades domésticas y familiares.

13,000
empresas encuestadas.La OIT aplicó las encuestas en más de 70 países para conocer los avances en la diversidad de género en el mercado laboral.

De ahí que sea necesario hacer hincapié en políticas que fomenten la inclusión y la conciliación del trabajo con la vida personal (tanto en el caso del hombre como en el de la mujer), en particular en materia de horarios de trabajo flexibles y licencia de paternidad”.

Menos de una tercera parte de las empresas participantes en la encuesta han alcanzado el umbral crítico de contar con un consejo de administración integrado, por lo menos, por un 33% de mujeres.

Alrededor de una empresa, de cada ocho, señaló que su consejo de administración seguía integrado exclusivamente por hombres. El director ejecutivo de más del 78% de las empresas participantes es hombre.