Portero de Egipto rompe impresionante récord en el Mundial

Essam El Hadary, cancerbero de Egipto, se metió en la historia de los mundiales.

 Essam El Hadary a sus 45 años de edad es el jugador con más años en jugar un Mundial. FOTO AFP- Mark RALSTON
Essam El Hadary a sus 45 años de edad es el jugador con más años en jugar un Mundial. FOTO AFP- Mark RALSTON

Moscú, Rusia.

El 'abuelo' del Mundial-2018 se hizo inmortal: el mítico arquero egipcio Essam El Hadary, titular ante Arabia Saudita, se convirtió este lunes, a sus 45 años, en el jugador de mayor edad en disputar el gran torneo, arrebatando el récord al colombiano Faryd Mondragón.

Esa plusmarca del guardameta cafetero se había dado hace cuatro años en Brasil, donde jugó con 43 años y 3 días, en los últimos minutos del duelo ganado por Colombia a Japón (4-1) en la primera fase.

Egipto, derrotado por Uruguay (1-0) y Rusia (3-1) en los primeros partidos de este Mundial, llegó ya eliminado a la última jornada del Grupo A y por ello todo parecía preparado para que El Hadary saliera de su suplencia y su seleccionador Héctor Cúper le regalara el récord, algo que el argentino le concedió finalmente.

El portero egipcio se hizo todavía más legendario en la edición en la que, por fin, pudo disputar el Mundial, después de forjar un palmarés de vértigo con, sobre todo, cuatro Copas de África de Naciones (CAN), en 1998, 2006, 2008 y 2010.

Pero Egipto siempre fallaba en su camino hacia el Mundial, un torneo que no disputaba desde Italia-1990, antes de conseguir su boleto para Rusia.

Cúper fue clave para que El Hadary regresara al equipo nacional.

El 4 de junio de 2016, el técnico argentino decidió ponerle titular, pese a una ausencia con la selección de dos años, en un partido contra Tanzania (2-0), que validó el billete de Egipto para la fase de final de la CAN-2017 de Gabón, donde los 'Faraones' llegaron hasta la final.

Desde esa apuesta ganadora, el portero ha estado en el equipo en los momentos importantes.

La Prensa