Tegucigalpa, Honduras.

El Fútbol Club Motagua ha decidido apelar la expulsión sufrida por su futbolista Iván “Chino” López en el juego de ida del fútbol hondureño en donde los azules golearon 3-0 al Real España.

“Chino” López fue expulsado en la recta final del juego ya que tras anotar su gol vio en dos ocasiones la tarjeta amarilla de forma consecutiva y como consecuencia dejó al club capitalino con diez hombres en la cancha.

Según el árbitro central Melvin Matamoros, el atacante recibió la primera cartulina por quitarse la camiseta en la celebración y la segunda fue por supuestamente provocar en su festejo al banquillo del Real España.

Días después de lo ocurrido, la Junta Directiva del conjunto motagüense acudió a la Comisión de Apelaciones presentando toda la documentación necesaria para que la segunda tarjeta amarilla quede sin efecto alguno y el jugador sea de la partida en la vuelta de la final que se disputará este domingo 29 de mayo a las 3:00 en el estadio Olímpico.

Cabe señalar que en el 2018 el Olimpia apeló una expulsión del defensor Jonathan Paz y fue favorecido en una final en donde enfrentó al Motagua.

Motagua prácticamente tomó la copa de campeón número 18 de su historia con las dos manos y solamente les falta alzarla por lo alto bajo el mando del argentino Hernán la Tota Medina.

Serán campeones en caso de volver a ganar, empatar o perder por dos goles de diferencia.