San Pedro Sula, Honduras.

Héctor Vargas va por otra final en Honduras. El entrenador argentino tiene a Real España soñando con el título 13, pero para eso deberá primero vencer a Motagua en la ida que se jugará en el estadio Nacional Chelato Uclés el próximo domingo a las 5:00 PM.

Vargas ya le ganó dos finales a los azules cuando dirigió a Olimpia y Marathón, pero asegura que no es niguna ventaja. Además, el técnico se pronunció sobre la salida de Pablo Lavallén en los albos y la presión de dirigir a equipos grandes.

Le ganó dos finales al Motagua

‘Todas las finales son distintas, en esta situación encontramos a dos técnicos que no armaron el equipo, llegamos con un trabajo complicado, quizá un poquito más complicado para mí porque yo tomé el equipo en último y (Hernán) Medina lo tomó en la tercera o cuarta posición. Es 50-50 para cada uno, esto es fútbol, veremos qué nos depara el 29 de mayo’’.

Su séptima final en Honduras

‘‘A la hora de tomar una decisión uno puede inclinar un poco la balanza, va a depender mucho de la actitud que muestren los jugadores sobre el campo para conseguir el objetivo’’.

La presión de dirigir a equipos grandes: Lavallén se fue de Olimpia ‘

“Son situaciones que por ahí es difícil de manejar, un técnico que viene el país, que no encontró el resultado que pretendía su equipo y se tiene que ir. Lo lamento porque pensé que podía hacer un buen trabajo en Honduras, pero los números no le dieron y termina su contrato con el Olimpia’’.

Arbitraje para la gran final

‘‘Hay muchas coincidencias. Me llamó mucho la atención la no expulsión de Santos contra el Vida, un patadón por detrás, y el gol que podría haberse cobrado o no de Olimpia, el de Yustin Arboleda. Esas situaciones me ponen a pensar, esperemos que la final no sea manchada por nada y que realmente los árbitros dirijan con la misma justicia para los dos equipos’’.

Sensaciones antes de la final

‘‘Agradecerle a Dios por tanto, porque no solamente me ha tocado estar en cuatro finales, sino dirigir a cuatros equipos diferentes y clasificar a Concacaf. Tantas cosas lindas que me han tocado vivir en mi carrera. Quisiera ganar la final y conseguirla con tres clubes diferentes’’.

Real España podría dar el primer golpe en la capital

‘‘Son 180 minutos, ahí será el tema del manejo del partido, que le den continuidad al juego, va a depender de los aciertos, esto es fútbol, no sabes cómo va a salir el rival, porque a veces tenés la facilidad de encontrar el resultado rápido. Dependerá mucho de las acciones del juego. Quedará por definirlo aquí, trataremos ser campeones en el Olímpico’’.