04/03/2024
12:39 AM

Emilio Izaguirre habla de una despedida, Motagua y salida de ‘La Tota‘

El director deportivo del Ciclón Azul revela por qué se cayó el equipo y si se considera el mejor legionario hondureño.

Tegucigalpa, Honduras.

Emilio Izaguirre tiene un lema y ese es “lo que es de uno es de uno”, por lo que no se rasca la cabeza pensando en lo que pasó o podría pasar, porque él deja todo a las manos de Dios, quien iluminó su carrera.

El histórico lateral izquierdo se considera como el mejor legionario de su generación al conquistar 14 títulos con el Celtic de Escocia, por lo que cree que no le faltó nada en su éxito carrera que ahora sigue como director deportivo.

Emilio rige varias funciones en su amado Motagua, en el que desde que llegó en octubre del 2022 no ha podido encadenar dos triunfos consecutivos. ‘Milo’, en su entrevista con Diario La Prensa desde la comodidad de su hogar, habló sobre la crítica situación que atraviesa el Ciclón y su plan de trabajo en la escuadra capitalina.

Active su cuenta de registro para tener acceso a navegación ilimitada

LA ENTREVISTA:

¿Cómo describís tu carrera como jugador?

Una bendición muy grande. He sido un joven muy bendecido, fui una persona que nunca me cansé y no reniego por nada. Tengo un lema que lo que es de uno es de uno, y no la he aprovechado, sino que disfrutado. La cultura británica-escocesa me hizo crecer a ser muy puntual, ordenado, respetuoso, así como también la nuestra con muchos excompañeros. Siempre espero crecer como persona y ser ejemplo no solo para mi familia, sino para muchos jóvenes.

Emilio Izaguirre mostrando su medalla de la Uncaf.

¿Crees que de los legionarios de tu generación fuiste el que mejor carrera tuvo debido a que ganaste más títulos?

Sí, fue una bendición. Ganar 14 títulos en Europa no fue fácil, nadie me regaló nada. En el Celtic si no rendía dos o tres partidos me sacaban y venía otro. Siempre tuve esa mentalidad positiva de ser titular, y si no lo era me quedaba entrenando, siendo profesional dentro y fuera de la cancha. Fui un ejemplo para muchos jóvenes escoceses que han triunfado, por lo que espero hacerlo también en Honduras. No todo fue bonito, tuve lesiones bravas, y siempre las superé, así como tuve partidos muy malos con errores, pero siempre me levanté.

¿Faltó algo en tu carrera?

No, no creo, qué más le puedo pedir al señor. Gané muchos títulos en Europa, jugué mundiales juveniles y dos mayores, conquisté un título de UNCAF y el que le ganamos al vecino en el Olímpico. Siempre decía en entrevistas que mi sueño era retirarme en Motagua, pero mi último partido fue en contra de Motagua y me lesioné. Espero sentarme en mi sala y algún día mirar a hondureños jugando la UEFA Champions League.

¿Te gustaría una despedida?

Depende de Dios, Él sabe lo que pasará. Sino sucede, yo disfruto. Estoy muy agradecido con los Atala que me han dejado ser el director deportivo de Motagua. El fútbol ahora lo disfruto en la Kennedy y la Vega jugando partidos. Si se da mi partido de despedida, me gustaría que estuvieran excompañeros como Iván Guerrero y Milton "Jocón" Reyes.

El exfutbolista guarda con mucho cariño su recuerdo del Mundial de Sudáfrica 2010.

¿Cómo vives tu nueva etapa como director deportivo?

Es lo que estudié y me estoy preparando para gestionar y administrar los recursos del club. Espero en las ligas menores implementar ese ADN que jugadores como Iván, Jocón, Ninrod Medina, Amado Guevara y Junior Izaguirre que han tenido amor, que los jóvenes tengan un sentimiento de pertenencia por la institución.

¿Este era el Motagua que querías o algo mejor?

El entrenador me pide un jugador y yo como director deportivo le traigo tres opciones para que elija. Que quede claro que el entrenador es el que escoge su equipo, lo mío es formar las ligas menores con buenos técnicos para que estos canteranos lleguen al primer equipo y así no estar comprando jugadores. El objetivo es tener futbolistas de alto nivel en las reservas.

Llevo tres meses aquí y creemos que el equipo estará siempre competitivo con esa hambre de ganar. Tras el partido ante Olimpia cuando hubo ocho enfermos (semifinales de Liga Concacaf) el equipo cayó en desconfianza, en mentalidad, pesó perder con ellos y que fueran campeones. En Honduras la mentalidad es seguir obteniendo títulos para acercarnos a Olimpia.

¿La Tota se fue por la presión de la afición o ya era el momento?

Fue difícil porque los resultados no se daban, todo ello fue conformando una energía muy negativa con el cuerpo técnico con los que estoy muy agradecidos.

¿Por qué se eligió a Ninrod?

No quiero entrar en detalles porque los que deciden son los Atala, son decisiones privadas de la directiva. Tuvimos trabajo para analizar y Don Eduardo ha visto muchos técnicos, por lo que él sabe por qué trajo a Ninrod.

Emilio Izaguirre trabaja ahora coo director deportivo del Motagua.

¿Qué tantos cambios habrán en el Motagua?

Es difícil opinar porque él que decide es el técnico.

¿Qué le ha pedido el presidente Eddy Atala?

A él le tengo un cariño como padre. Cuando empecé a estudiar en la universidad de España en Gestión y Dirección Deportiva en Conmebol, siempre se le enviaba los títulos para tener trabajo en Motagua. Ahora en el club me pusieron en gestión, control y analista, son muchas cosas.

Mensaje a la afición

Estamos igual que ellos, dolidos y tristes. Antes cuando jugaba salía caliente de los partidos y después entrenaba, ahora no puedo ni dormir, sufro más que ellos ya que estoy a cargo de muchas cosas. Esperamos ganar dos partidos seguidos porque desde que llegué no he tenido esa oportunidad.