12/04/2024
12:54 AM

Argentina: Desarticulada red de narcotráfico conectada con fútbol español

  • 29 diciembre 2023 /

Cae una banda de narcotraficantes en Argentina y se destapa el club de fútbol de España del que eran dueños.

Buenos Aires, Argentina.

La Policía Federal de Argentina desarticuló una red de lavado de dinero vinculada al narcotráfico con ramificaciones en Argentina, Brasil y España, donde se detectó la compra de un equipo de fútbol, el Club Deportivo Guadalajara, y de una empresa de representación de deportistas.

Según informó en una rueda de prensa la ministra de Seguridad argentina, Patricia Bullrich, esta operación demuestra que la venta minorista de drogas es “uno de los problemas más serios que la Argentina tiene, porque genera modelos de financiamientos de capitales ilícitos”.

Cristiano Ronaldo y su reacción tras quedarse afuera de Top del 2023

Aunque la causa aún permanece bajo secreto de sumario, Bullrich y la Policía Federal proporcionaron algunos datos sobre las maniobras de lavado que habría utilizado la banda de narcotraficantes liderada por un narcotraficante conocido como “Mameluco” Villalba.

Villalba, jefe de una de las mayores bandas dedicadas a la venta de estupefacientes en el conurbano bonaerense, cumple actualmente una condena de 27 años en el Penal de Ezeiza, a pesar de lo cual desarrollaba operaciones de narcotráfico y blanqueo de dinero en las que están implicados sus hijos y familiares cercanos.

MANERA DE OPERAR

Aunque no era su principal vía para el lavado de capitales, la familia Villalba financió a través de un grupo inmobiliario la compra del Club Deportivo Guadalajara -que milita en la Segunda División RFEF de España- y de una empresa de representación de deportistas.

A través de ambas compañías, el grupo inmobiliario incurría supuestamente en la “expulsión y blanqueo de capitales con la compraventa de jugadores” de fútbol, entre los que se encontraba el hijo de uno de los socios fundadores de la constructora, según confirmó la Policía Federal de Argentina.

La banda financiaba este grupo inmobiliario, que invertía en edificios y barros privados en Argentina y Brasil, a través de una casa de cambio de divisas ilegal, conocida en Argentina como “cueva”.

Además, los Villaba utilizaban dos financieras ilegales en Buenos Aires y operaban un establecimiento de compra y venta de vehículos, de los que también se nutrían para llevar a cabo los movimientos ilegales de droga.

Se estima que las operaciones de lavado de activos generaron a los Villalba ganancias por la suma de cuatro millones de dólares entre 2020 y 2021.