02/03/2024
06:09 AM

Acta arbitral insertó al utilero y no al agresor de Mauro Reyes

El árbitro del partido omitió el zafarrancho al final del partido en el que Boris Elencoff, hermano del presidente de la Real Sociedad, golpeó al técnico y peleó con jugadores.

Tocoa, Honduras.

Sorpresivamente, el acta arbitral del empate 1-1 entre Real Sociedad y Lobos de la UPNFM en el estadio Francisco Martínez Durón de Tocoa no insertó el caos sucedido tras el juego por la segunda jornada del Torneo Clausura 2023.

Una vez finalizó el partido, el hermano Ricardo Elencoff, presidente del club aceitero, Boris Elencoff, saltó al terreno de juego y se dirigió a la banca de los tocoeños para golpear a su propio entrenador, Mauro Reyes, quien terminó renunciando.

Active su cuenta de registro para tener acceso a navegación ilimitada

Los jugadores y miembros del cuerpo técnico de la Real Sociedad defendieron a su entrenador respondiendo a los golpes recetados por el directivo tocoeño, quien perdió la cabeza, pero que de momento no ha sido penado.

El acta arbitral de Melvin Matamoros del partido Real Sociedad-UPNFM.

Estas imágenes se apreciaron en la transmisión del partido, pero lo acontecido no fue reportado por el juez central del partido Melvin Matamoros y el asesor Franklin Arauz en el informe arbitral.

“NOTA: Al finalizar el juego una persona presuntamente el utilero de nombre José García se peleó con jugadores y miembro del cuerpo técnico”, es lo único que menciona texto respecto al caos que se vivió en la cancha del Francisco Martínez Durón.

Si bien el acta no denuncia el conflicto, la Comisión Nacional de Disciplina podría actuar de oficio, pues lo mismo pasó con el zafarrancho entre Olancho FC y Marathón el campeonato pasado.

Lo que dice el documento sobre lo ocurrido en Tocoa.

Real Sociedad podría correr con el mismo castigo recetado a los Potros, equipo que en primera instancia fue castigado con jugar cuatro partidos como local a puertas cerradas.

Por su parte Boris Elencoff peligra a ser suspendido por un semestre completo, tal como sucedió con el presidente de Olancho, Samuel García, con seis meses de castigo, aunque después apeló y la pena fue reducida.