Las claves para entender la Superliga Europea, el torneo que sacude al mundo del fútbol

Doce clubes han decidido crear un torneo y amenazan con desplazar a la Champions League.

Barcelona y Real Madrid encabezan la lista de los clubes que participarán en la Superliga Europea. Foto AFP. /

Madrid, España

Doce grandes clubes europeos de fútbol oficializaron el lanzamiento de su "Superliga Europea", una competición privada que chocará con la Liga de Campeones actual, lo que supone una declaración de guerra a la que la UEFA prometió responder con duras medidas contra esos clubes y sus jugadores.

Milán, Arsenal, Atlético de Madrid, Chelsea, FC. Barcelona, Inter de Milán, Juventus, Liverpool, Manchester City, Manchester United, Real Madrid y Tottenham Hotspur, son la docena de equipos que se adhirieron a la iniciativa de crear un torneo fuera de las competiciones locales y las continentales que son manejadas por los entes reguladores del fútbol profesional.

Este proyecto, explican sus promotores, está destinado a "generar recursos suplementarios para toda las pirámide del fútbol".

"Como contrapartida por su compromiso, los clubes fundadores recibirán un pago en una vez del orden de 3.500 millones de euros (4.190 millones de dólares), destinado únicamente a inversiones en infraestructuras y a compensar el impacto de la crisis del covid-19", informaron mediante comunicado.


000_98C2F2.1(800x600)Estos son los 12 clubes fundadores de la Superliga Europea. Foto AFP.

Si esa cifra se confirma se trataría de ingresos muy superiores a los que los clubes obtienen de la UEFA por el conjunto de sus competiciones de clubes (Liga de Campeones, Europa League, Supercopa de Europa), que generaron 3.200 millones de euros (3.880 millones de dólares) en ingresos televisivos en la campaña 2018-2019, antes de que la pandemia afectara gravemente al mercado europeo de los derechos deportivos.

El primer presidente de The Super League es el español Florentino Pérez, presidente del Real Madrid.

Número de equipos: 20, entre ellos los 12 "clubes fundadores" desvelados este lunes más otros tres "fundadores", a definir, más cinco clasificados cada año "sobre la base de sus resultados de la temporada precedente".

Clubes confirmados: Manchester United, Liverpool, Arsenal, Chelsea, Manchester City, Tottenham, FC Barceloa,n Real Madrid, Atlético Madrid, Juventus, AC Milan, Inter Milán.

Número de títulos europeos ganados por los 12 clubes fundadores: 99

Formato de la competición:

Fase de grupos con dos llaves de diez clubes cada una, con partidos ida-vuelta que se disputan a mitad de semana, bajo el formato de un campeonato.

Al final de esta fase de grupos, los tres mejores equipos de cada llave se clasifican para cuartos. El cuarto y el quinto de cada grupo se cruzan en dos eliminatorias ida-vuelta para determinar las dos últimas plazas para cuartos.

Los cuartos de final y las semifinales se disputarán con eliminatorias ida-vuelta. La final, en mayo en terreno neutral, se disputará a un partido.

Comienzo de la competición: "tan pronto como posible", con la perspectiva de hacerlo en agosto de este año.

Dirigentes confirmados:

Presidente: Florentino Pérez (presidente del Real Madrid)

Vicepresidentes: Andrea Agnelli (presidente de la Juventus), Joel Glazer (co-presidente del Manchester United).


001_98B7FJ_JPEG.1(800x600)

¿De dónde sale el dinero?

Es una de las grandes preguntas que sobrevuelan el proyecto. ¿Quién lo financia? Desde hace meses, los propietarios estadounidenses del Liverpool y del Manchester United (John Herny y los hermanos Glazer, respectivamente) empezaron a negociar un crédito por valor de 5.000 millones de euros con la financiera estadounidense JP Morgan.

Algunas fuentes apuntan también que el grupo inversor CVC Capital Partners, con sede en Londres y Luxemburgo, estaría interesado en invertir en una gran Liga europea.

Problemas con árbitros

Los árbitros que dirigen los partidos de las competiciones europeas son elegidos por la UEFA dentro del panel de árbitros internacionales de la FIFA.

Si como todo parece indicar la UEFA -y presumiblemente también la FIFA- se oponen frontalmente a este proyecto impulsado por los grandes clubes, resulta improbable que cedan a sus árbitros, por lo que los clubes deberían buscar una alternativa en este sentido. Llegado el caso, los miembros de la Superliga podrían verse obligados a negociar con la FIFA para que sean árbitros de Conmebol o Concacaf, por ejemplo, quienes piten los partidos del nuevo torneo.


000_98B8XP.1(800x600)Los propios aficionados de los clubes fundadores de la Superliga Europea han protestado ya que están en contra de la competición. Foto AFP.
La Prensa