El fútbol llora la muerte de Diego Armando Maradona

El astro argentino murió de un paro cardíaco.

Diego Armando Maradona murió a los 60 años de edad.

Buenos Aires, Argentina

Luto en el fútbol mundial. El astro argentino Diego Armando Maradona murió este miércoles 25 años de edad a los 60 años de edad.

El astro argentino se descompuso tras sufrir un paro cardiorespiratorio cuando se encontraba en su casa en Argentina.

El entrenador de 60 años estuvo a principios de este mes diez días internado en una clínica de Buenos Aires por anemia, deshidratación y con un "bajón anímico", pero al hacerle chequeos se le diagnosticó un hematoma subdural por el que fue operado.

Luego, el técnico de Gimnasia y Esgrima La Plata tuvo "algunos episodios de confusión" que los médicos "asociaron" a "un cuadro de abstinencia".

Un campeón

Hablar de Diego Maradona es referirse al que muchos consideran como el mejor futbolista de la historia.

Durante su carrera, fue campeón del mundo con Argentina en 1986, subcampeón en 1990 y campeón del Mundial Juvenil en 1979, además de obtener la Copa Artemio Franchi de 1993.

Disputó su último partido con la Albiceleste el 25 de junio de 1994 contra Nigeria en el Mundial de ese año, donde fue suspendido por dopaje. Con Napoli, ganó una Copa de la UEFA y los dos scudettos que posee la institución y marcó un «gol imposible» en 1985.16​ Tiene el récord de ser el jugador que cinco veces fue máximo goleador de campeonato de Argentina.

Su debut en la Primera División argentina se produjo el 20 de octubre de 1976, a diez días de cumplir los 16 años de edad, por un partido del Campeonato Nacional, oportunidad en que su equipo Argentinos Juniors perdió ante Talleres por 1:0 de local. Ingresó, con la camiseta número 16, como reemplazante de Rubén Aníbal Giacobetti al comenzar el segundo tiempo.

Con Boca Juniors ganó la Liga de Argentina, posteriormente dio el salto al Viejo Continente en donde con el Barcelona ganó la Copa del Rey y la Supercopa de España.

Luego llegó a Italia en donde con el Napoli se convirtió en ídolo al lograr el título de la Serie A más una Copa y Supercopa italiana.

La Prensa