Más noticias

El campeón Barcelona cierra la temporada en la Liga con empate ante Eibar

El cuadro catalán que dirige Ernesto Valverde finalizó en el primer lugar con 87 puntos.

El centrocampista del Eibar, Joan Jordán (d), lucha un balón con el delantero argentino del Barcelona, Lionel Messi. Foto EFE.
El centrocampista del Eibar, Joan Jordán (d), lucha un balón con el delantero argentino del Barcelona, Lionel Messi. Foto EFE.

Eibar, España.

El Barcelona, campeón matemáticamente desde finales del pasado mes, cerró la 38ª jornada y con ello la Liga española 2018-2019 con un empate 2-2 en Eibar (12º), en un partido en el que marcó un doblete Lionel Messi, que dio un paso importante hacia la Bota de Oro.

Con un total de 36 tantos al término del campeonato español, Messi aventaja en cuatro al hombre que puede privarle de la consideración honorífica de mejor goleador del continente, Kylian Mbappé (París Saint-Germain), que firmó otro doblete el sábado, en su caso ante el Dijon (4-0), para sumar 32.

Ver: Así queda la tabla de posiciones de la Liga de España

Con esta igualdad, el club catalán que logró el título desde hace unas semanas atrás, finaliza en el primer lugar con 87 puntos superando al Atlético que terminó en la segunda posición con 76 unidades y el Real Madrid tercero con 68 pts.

El partido comenzó intenso, con un regalo defensivo del Eibar que no supo aprovechar el Barcelona, y con una clara ocasión para los locales con un disparo de Charles que atajó Cillesen, todo ello antes de que se cumplieran los primeros cinco minutos de juego.

El Eibar no quería permitir que su rival tuviera el control del juego, y la alta presión local convertía el partido en muy entretenido para el espectador, con un Eibar más intenso en el primer tramo del partido, en el que gozó de varios saques de esquina y centros a favor que no llegaron a buen puerto.

El campeón de Liga apenas tenía el balón, y eran los de Mendilibar los que mandaban con el cuero, ante un Barcelona al que le costaba romper las líneas de presión de los armeros.

Finalmente, tanta llegada tuvo premio con gol, curiosamente de Cucurella, que disparó desde la izquierda para batir a un Cillesen que pudo haber hecho algo más para evitar el primer tanto del Eibar en su historia al Barcelona en Ipurua.

Un tanto que hacía justicia a lo visto en el primer cuarto de partido, y que obligaba a reaccionar al equipo de Valverde.

En cualquier caso, por Ipurua rodaba con camiseta rosa un tal Messi, que no desaprovechó su primera ocasión del partido para batir con clase a Dmitrivic, y tampoco la segunda, ya que el astro argentino silenció en dos ocasiones a Ipurua dando la vuelta al marcador en tres minutos cuando su equipo no merecía ir por delante en el luminoso.

Los armeros estaban cuajando un partido perfecto, pero el 10 de los visitantes desmonta cualquier táctica rival, y lo volvía a demostrar en Eibar.

Los de Mendilibar parecieron acusar el golpe en el último tramo de la primera mitad, y quedaron un tanto anestesiados ante los tantos del crack argentino.

Pero apareció otro argentino, De Blasis, para anotar uno de los goles de la jornada, tras ver adelantado a Cillesen y empalmar una volea desde 30 metros que igualó la contienda y dejaba el partido muy abierto para la segunda mitad.

La segunda mitad arrancó con la misma intensidad por parte de los armeros, aunque parecía que el Barcelona quería tener más posesión de balón para evitar sustos.

Eso sí, Cillesen evitó el tercero del Eibar a los 6 minutos de la reanudación, al despejar con maestría un remate cercano de Enrich que llegó a levantar a algunos espectadores de su asiento cantando un gol que al final no fue.

El partido entró en unos minutos de tranquilidad en las áreas, si bien seguía mandando el conjunto local sobre el césped de Ipurua.

Piqué y Malcom pudieron adelantar al Barcelona, pero Dmitrovic y la falta de acierto visitante evitaron cualquier movimiento en el marcador.

Ambos entrenadores movieron los banquillos para tratar de desequilibrar el marcador, aunque los cambios de Mendilibar parecían más dirigidos a ir a por el partido contra un Valverde que parecía tener ya la cabeza en la final de Copa.

El choque entró en unos minutos de menos intensidad y, aunque el Eibar seguía buscando su primera victoria frente al Barcelona, no encontraba la forma de romper una línea defensiva comandada de manera excelente por Piqué.

Toda la tensión, la fuerza y la intensidad de la primera hora pareció ir diluyéndose en el tramo final, como si ambos equipo hubieran decidido darse una tregua, aunque Cucurella perdonó lo imperdonable a falta de diez minutos, en el que podía haber sido su segundo gol ante el que es su club.

Los últimos minutos no tuvieron demasiada historia, y ambos equipos parecían conformarse con cerrar la temporada con un empate en un partido muy entretenido en la primera parte, pero bajó en intensidad y en juego en el segundo acto.

Ficha técnica:

2 - Eibar: Dmitrovic; De Blasis, Oliveira, Ramis (Sergio Álvarez, min. 76), Cote; Escalante, Jordán; Orellana, Enrich (Kike García, min. 65), Cucurella; Charles (Cardona, min. 84).

2 - Barcelona: Cillesen; Semedo (Wagé, min. 46), Piqué, Lenglet, Jordi Alba; Arturo Vidal, Busquets (Aleñá, min. 64), Rakitik; Sergi Roberto, Messi, Malcom (Carles Pérez, min. 72).