Protocolo de bioseguridad por COVID-19 para el sector tabacalero de Honduras

Los dueños de empresas y colaboradores de la industria tabacalera deben conocer las medidas establecidas por la Secretaría de Trabajo y Seguridad Social en su retorno a labores.

Una correcta limpieza de los objetos y las superficies es vital en toda industria para evitar el contagio de COVID-19, explican expertos.
Una correcta limpieza de los objetos y las superficies es vital en toda industria para evitar el contagio de COVID-19, explican expertos.

Tegucigalpa, Honduras.

Con el propósito de retornar seguros a labores, la Secretaría de Trabajo y Seguridad Social de Honduras elaboró el Protocolo de Bioseguridad por COVID-19 para varias industrias entre ellas el sector tabacalero.

Esta iniciativa tiene el propósito de evitar y disminuir las consecuencias de la propagación e infección por coronavirus en la población trabajadora del país, mediante la implementación de un conjunto armonizado de medidas de prevención y control del virus.

Para su efectividad es importante, que se establezcan las condiciones de seguridad y salud, en que se deben desarrollar las actividades labores en las organizaciones, los centros y lugares de trabajo, sin perjuicio de las reglamentaciones adicionales que se establezcan para cada actividad económica y profesión u oficio, en particular.

Además lea: Protocolo de bioseguridad contra el COVID-19 para reposterías, pastelerías y panaderías de Honduras

Las medidas indicadas para el sector tabacalero son las siguientes:

Precauciones y recomendaciones específicas para la seguridad y salud en el lugar de trabajo en Sector Tabacalero.

A. Medidas generales.

1. Distanciamiento o aislamiento de personas: Sensibilización sobre el manteniendo de las distancias de seguridad recomendadas entre personas (entre 1,5 y 2 metros). Creación de estrategias para el uso de Lugares o áreas comunes, de reunión o concentración de personas.

2. Normas de etiqueta respiratoria.
Son un conjunto de medidas recomendadas para evitar trasmisiones respiratorias de agentes biológicos. Las medidas son:

- Toser y estornudar cubriéndose la nariz y la boca con el ángulo interno del codo flexionado (fosa del codo o cubital).

- Utilizar pañuelos o toallas desechables, y desecharlos tras su uso.

- Depositar los pañuelos o toallas desechables en recipientes con este fin, con tapas de pedal.

3. Lavado de manos:

Capacitación sobre la técnica adecuada para el lavado de las manos. Por lo general, se recomiendan la técnica establecida por la Organización Mundial de la Salud (OMS). La duración mínima es de un (1) minuto:

- Mojar las manos con agua y jabón.

- Enjabonar muy bien la palma, el dorso, entre los dedos y las uñas.

- Aclarar bien los restos de jabón y si es necesario, repetir el proceso.

- Secar adecuadamente las manos con una toalla de papel.

4. Limpieza y desinfección de objetos y superficies.

Aseguramiento de una correcta limpieza de los objetos y las superficies. El procedimiento de limpieza y desinfección de objetos y superficies relacionados con el trabajador se realizará de acuerdo con la manera habitual de limpieza y desinfección del centro de trabajo. Garantizando que la frecuencia esté relacionada con el uso de los mismos. Luego de la limpieza y desinfección los mismos deben de quedar sin humedad. Para la limpieza y desinfección se pueden emplear toallas con desinfectante, agua y jabón o los detergentes y desinfectantes que de manera habitual se encuentran autorizados para tal fin (con efecto virucida) y para las superficies se utilizará material textil desechable.

5. Manipulación y uso de Equipo de Protección Personal.

Capacitación sobre el uso y manipulación (puesta y retirada) de los EPP. Los EPP de un solo uso o los desechables, debe de ser eliminado bajo los estándares establecidos para evitar la contaminación cruzada de otros sitios, objetos, productos o superficies.

6. Funcionamiento de sistema de seguridad y salud:

En las organizaciones o centros de trabajo donde esté conformada y en funcionamiento la Comisión Mixta de Higiene y Seguridad, esta debe de jugar un rol fundamental durante la implementación de las medidas por SARS-CoV-2. Es imprescindible que se establezcan un sistema de vigilancia y control sobre el acatamiento y el cumplimiento de
todas las medidas, directrices, normas, orientaciones y otras que se dispongan dentro de la organización o centro de trabajo.

B. Medidas específicas
Existen escenarios críticos donde es necesario cumplir y extremar algunas medidas de prevención específicas independientemente de la actividad económica que desempeñe la persona.

1. Salida y Entrada a la vivienda
- Bañarse todos los días antes de salir a trabajar

- Mantener el cabello recogido.

- Usar zapatos cerrados.

- Usar ropa limpia a diario.

- No portar objetos innecesarios como joyas: reloj, anillos, cadenas, pulseras, etc.

- Usa la mascarilla al salir de tu casa que cubra la boca y nariz completamente.

- Al llegar a casa es importante ingresar descalzo y sin ropa y dirigirse directamente a realizar una limpieza y desinfección corporal. Es importante que la higiene corporal, incluya el pelo. Entre otras medidas.

2. Entrada y Salida de la organización o centro de trabajo.
- Toma de temperatura de todo el trabajador o prestador de servicios de terceros, proveedor etc., que llegue al centro de trabajo, ya sea a las instalaciones o áreas en el campo abierto y demás. Si llegara en automóvil no será necesario que se baje del auto para tomarle la temperatura. Se debe utilizar un termómetro clínico digital infrarrojo para evitar el contacto con el trabajador al que se le toma la temperatura

- El trabajador que presente temperatura mayor a 37.5 °C, debe ser referido para revisión médica.

- Dejar bolso, carteras, llaves y otros objetos personales que no se necesiten durante el día en un lugar designado, no ingresarlos al área de proceso del producto, entre otras.

3. Entrada, salida y permanencia en el lugar de trabajo.

- Únicamente se deben presentar a los sitios de trabajo los trabajadores indispensables para realizar las tareas respectivas.

- Lavarse las manos antes de comenzar labores ya sea en campo abierto, almacenaje o edificios y tantas veces como sea necesario. Los trabajadores del área de producción deberán lavarse las manos hasta el codo, en vista del apoyo del antebrazo en las mesas de trabajo.

- Los empleadores o patronos deben asegurar el lavado de manos en personal que trabaja en campos y almacenajes en esas zonas y deberá proveer el acceso al agua y brindar el jabón de manos para realizar el correcto lavado.

- Uso de mascarilla en el campo abierto cuando se encuentren dos o más trabajadores laborando cerca ya sea en siembra, riego, cosecha y curación del producto en galeras.

- Uso de mascarilla en trabajadores encargados del almacenaje en bodegas, en traslado en fardos, en separación de hojas y mientras se realiza el viraje en el proceso de fermentación.

- Uso de mascarilla en procesos de clasificación, desenvainado y selección de hojas.

4. Instalaciones sanitarias, de servicio y de aseo.

- Todas las superficies deben ser higienizadas con los productos mencionados en este protocolo.

- Cada utensilio de limpieza debe de lavarse previo al uso y posterior al uso y secado en espacios con mucho sol y ventilación, deben guardarse en un área distinta a los baños sanitarios.

- Los trabajadores de los centros de trabajo encargados del área de aseo deberán utilizar guantes de hule destinados para ese fin, recordando lavarse las manos y secarlas antes de colocarse los guantes, también deberán usar mascarillas que cubran boca y nariz.

5. Instalaciones para la alimentación.

- Los trabajadores deben mantener distancia de al menos 1.5 a 2 metros al momento de tomar los alimentos, deben recordar no manipular la mascarilla por el área frente a la boca y nariz y únicamente de los cordones laterales o elásticos y colocarla en un lugar limpio, de igual manera se toma de ambos cordones para volver a colocarla y solo de la parte superior para acomodarla sobre la nariz, nunca de en medio.

- Las áreas deben estar limpias e higienizadas

6. Equipo de Protección Personal (EPP).

- El empleador o patrono deberá proporcionar el EPP a sus trabajadores los cuales deberán cuidar en caso de ser reutilizables y desechar adecuadamente en caso de ser desechables o de un solo uso.

- El EPP se colocará antes de entrar a las instalaciones del centro de trabajo.

- Todo trabajador de vigilancia externa o interna deberá portar mascarilla que cubra boca y nariz, de igual manera procurar realizar el lavado de manos frecuente y evitar tocar objetos o superficies innecesariamente.

7. Funcionamiento de sistema de seguridad y salud.

- Si un trabajador presentara síntomas de resfriado común, fiebre de origen desconocido, tos, etc., sospechoso de COVID-19 u otra enfermedad respiratoria se debe enviar a valoración médica lo antes posible.

- Se debe tener mayor énfasis en las medidas de protección en aquellos trabajadores con enfermedades crónicas y mayores de 60 años, siguiendo las indicaciones brindadas por la Secretaría de Salud.

- Ninguna medida nueva implementada deberá violar el sistema de seguridad física y la salud de las personas.

8. Manejo de desechos sólidos y líquidos.

- Se debe destinar un solo basurero para desechar guantes, mascarillas y otros equipos que se deban sustituir, así como papeles con secreciones nasales y similares. Estos deben de tener apertura con pedal.

- El basurero debe ser con tapadera y de apertura de pedal y preferentemente ser de metal.

- El personal de aseo encargado de sacar estos desechos debe utilizar guantes desechables, y se los quitará hasta poner la siguiente bolsa en su lugar.

- La bolsa y el basurero deben ir identificados como desechos de riesgo biológico e idealmente en una bolsa roja, entre otras medidas.

Ingresando al sitio www.trabajo.gob.hn conocerá cada una de las recomendaciones para este y otros rubros de Honduras.

La Prensa