Protocolo de bioseguridad por COVID-19 para farmacias en Honduras

Esta es la guía aprobada por la Secretaría de Trabajo y Seguridad Social para retomar las actividades.

Fotografía de archivo de un doctor atendiendo en una farmacia.
Fotografía de archivo de un doctor atendiendo en una farmacia.

Tegucigalpa.

La Secretaría de Trabajo y Seguridad Social elaboró varios protocolos de bioseguridad para los distintos rubros que operan en el país, en los que se enlistan recomendaciones para volver a las actividades bajo una nueva normalidad.

El lunes 1 de junio se iniciaron pruebas piloto para la reapertura de la actividad económica en el país, y el día 8 se espera que sea una apertura total, por lo que las empresas deberán someterse bajo los protocolos de bioseguridad indicados.

Estas son las precauciones y medidas específicas para la seguridad y salud en el lugar de trabajo en farmacias:

Los farmacéuticos deben planificar el impacto potencial que la escasez de medicamentos tendrá en sus operaciones comerciales (por ejemplo, el mayor tiempo que dedican los farmacéuticos a buscar alternativas y hacer recomendaciones a los médicos). Es importante tener en cuenta que, a pesar de una pandemia, se espera que los farmacéuticos continúen actuando de manera responsable y profesional (por ejemplo, no ordenar grandes cantidades y almacenar en la farmacia, usar el criterio profesional para tomar decisiones sobre las cantidades a dispensar, etc.), para asegúrese de que todos los pacientes puedan tener acceso a los medicamentos que necesitan.

Medidas a realizar en el reintegro laboral y la evaluación periódica de la seguridad y salud de los trabajadores.

Para garantizar la seguridad y salud de los trabajadores, empleadores y clientes de las diferentes actividades económicas del país, y en apego a la legislación y normativa sobre las obligaciones laborales, en especial las relacionadas con seguridad y salud en el trabajo, y de manera específica, las relativas a los agentes biológicos en los ambientes de trabajo. Toda organización o centro de trabajo deberá adoptar medidas preventivas en relación con el riesgo por agentes biológicos, previo a la reactivación de operaciones, y en los casos de reintegro laboral de sus trabajadores. Según lo estipulado en el Reglamento General de Medidas Preventivas de Accidentes de Trabajo y Enfermedades Profesionales:

– Todo trabajador deberá someterse a reconocimiento médico como requisito indispensable de ingreso al trabajo y durante éste, a solicitud del empleador o por orden de la Secretaría de Trabajo y Seguridad Social.

– Es necesaria la comprobación del estado de salud, entrevista sobre contactos y exámenes médicos (en casos específicos indicados por el personal de salud) para el reintegro laboral y evaluaciones periódicas.

– Debe de existir un registro adecuado de enfermedades profesionales y enfermedades relacionadas con el trabajo que afectan la población trabajadora de la empresa.

– Deben de llevarse a cabo actividades de vigilancia epidemiológica de enfermedades profesionales y relacionadas con el trabajo.

– Todo trabajador debe de contar con una Historia clínica ocupacional, con sus respectivos exámenes de control clínico y biológico.

– El empresario o responsable designado, deberá conservar esta documentación a disposición de la autoridad competente.

Las comprobaciones del estado de salud tendrán dos momentos importantes:

Examen de reintegro: se entiende, como la evaluación médica que se le realiza al trabajador al reintegrarse a sus actividades laborales en la organización o centro de trabajo, luego de haberse suspendido las mismas por motivo de la pandemia de COVID19. El examen consistirá en:

– Evaluación clínica, que especialmente establecerá la presencia de síntomas y signos de COVID-19.
– Interrogatorio con el objetivo de evaluar el contacto del trabajador con casos sospechosos o enfermos de COVID-19, en especial, en los últimos 20 días.
– Los resultados del examen de reintegro deben de ser entregados por el trabajador en su organización o centro de trabajo, el primer día de su reincorporación. Este documento debe ser archivado por el empleador, como prueba del cumplimiento de la presente medida y puede ser solicitada por las autoridades de trabajo nacionales.

Evaluación periódica: se entiende, como la evaluación que se le realiza al trabajador de manera periódica, en diferentes momentos del día, en especial, en el momento de tomar el transporte hacia la organización o centro de trabajo, y en el momento de la entrada a las instalaciones de trabajo. Para la realización de la evaluación, toda organización o centro de trabajo, deberá:

– Establecer un área de tamizaje / cribaje / triaje y una persona responsable, debidamente entrenada, para realizar la toma de la temperatura corporal, con un termómetro clínico digital infrarrojo o láser mediante la técnica adecuada.
– Preguntar brevemente al trabajador lo siguiente:

  • Percepción de su estado de salud física (Bien, Regular, Mal).
  • Presencia de algún síntoma relacionado con COVID-19.
  • Contacto estrecho con personas sospechosas de COVID-19 (al menos, con síntomas respiratorios).

Estas evaluaciones pueden también realizarse, por decisión de la organización o centro de trabajo, en otros momentos de la jornada laboral. Los trabajadores que presenten temperatura por encima de 37.5°C y/o refieran algún síntoma relacionado con COVID19, se les considerará como casos sospechosos y no podrán ingresar a la organización o centro de trabajo, o tendrán que abandonar el mismo.

Se debe de proceder al adecuado aislamiento del trabajador, mientras se establecen las medidas para su remisión al servicio de salud de la empresa o los centros de salud correspondientes establecidos por las autoridades. La organización o centro de trabajo, deberá disponer de un registro de los resultados de las evaluaciones periódicas, donde al menos se contemple:

– Nombres y apellidos del trabajador.
– Temperatura corporal, en cada ocasión medida.
– Presencia de síntomas de COVID-19.
– Cualquier otra observación de interés para el seguimiento y control de la seguridad y salud de los trabajadores.

Este documento debe ser archivado por el empleador, como prueba del cumplimiento de la presente medida y puede ser solicitada por las autoridades de trabajo nacionales.

A. Medidas generales.

Existen al menos 7 medidas de cumplimiento general, que deben ser establecidas para todas las actividades económicas.

1. Distanciamiento o aislamiento de personas:

Sensibilización sobre el manteniendo de las distancias de seguridad recomendadas entre personas (entre 1,5 y 2 metros).

Creación de estrategias para el uso de Lugares o áreas comunes, de reunión o concentración de personas.

2. Normas de etiqueta respiratoria.

Son un conjunto de medidas recomendadas para evitar trasmisiones respiratorias de agentes biológicos. Las medidas son:

– Toser y estornudar cubriéndose la nariz y la boca con el ángulo interno del codo flexionado (fosa del codo o cubital).
– Utilizar pañuelos o toallas desechables, y desecharlos tras su uso.
– Depositar los pañuelos o toallas desechables en recipientes con este fin, con tapas de pedal.
– Evitar tocarse la nariz, la boca y los ojos de manera innecesaria.
– Lavarse y desinfestarse las manos antes y después de tocarse la nariz, la boca y los ojos.
– Lavarse las manos de manera frecuente, en especial cuando se han manipulado objetos o se ha tenido contacto con superficies.
– Conversar manteniendo distancias de seguridad, en especial cuando se realice con personas con síntomas respiratorios.
– Evitar entrar en contacto con personas sospechosas o con síntomas y signos respiratorios.
– Evitar lugares o espacios con aglomeraciones de personas.
– Informar y buscar ayuda médica si se presentan síntomas o signos respiratorios o si se ha estado en contacto directo con personas sospechosas o con síntomas respiratorios.
– Informar sobre la presencia de personas sospechosas o con síntomas respiratorios, en especial en lugares y centros de trabajo.

3. Lavado de manos:

Capacitación sobre la técnica adecuada para el lavado de las manos.
Por lo general, se recomiendan la técnica establecida por la Organización Mundial de la Salud (OMS). La duración mínima es de un (1) minuto:

– Mojar las manos con agua y jabón.
– Enjabonar muy bien la palma, el dorso, entre los dedos y las uñas.
– Aclarar bien los restos de jabón y si es necesario, repetir el proceso.
– Secar adecuadamente las manos con una toalla de papel.

El lavado y desinfección debe de ser frecuente, mientras desarrollan la actividad laboral. La frecuencia debe de ser establecida de acuerdo al tipo de actividad.

Capacitación sobre los productos adecuados para el lavado y desinfección de las manos (agua y jabón, alcohol con glicerina, alcohol gel).

Estos productos deben de ser suministrados por la persona responsable o el empleador. Los centros y puestos de trabajo deben contar con instalaciones para el lavado de manos que dispongan de agua y jabón, dispensadores de alcohol en gel o en glicerina. El lavado de las manos se realizará de manera obligatoria, antes de colocarse el EPP y después de su retirada. Cuando las manos están visiblemente limpias, la higiene de manos se hará con productos con base alcohólica; si estuvieran sucias o manchadas se hará con agua y jabón antiséptico. La utilización de guantes nunca exime de realizar un correcto lavado de las manos luego de su retirada. Las uñas deben estar cortas y bien cuidadas. Lavarse o desinfestarse las manos deberá de ser una medida necesaria en las siguientes situaciones:

– Luego de toser o estornudar.
– Antes y después de tocarse o sonarse la nariz.
– Antes y después de utilizar cualquier medio de transporte, en especial si es colectiva o público.
– Antes y después de visitar lugares públicos.
– Antes y después de manipular objetos, desechos sólidos o líquidos, dinero.
– Antes y después de tocar animales o personas.
– Antes y después de comer.
– Antes y después de utilizar los servicios sanitarios.
– Antes y después de la realización del trabajo.
– Durante la realización del trabajo, la frecuencia dependerá del lugar de trabajo y el tipo de actividades y tareas que se desarrollan. Estará definida en cada organización o centro de trabajo.

4. Limpieza y desinfección de objetos y superficies.

Aseguramiento de una correcta limpieza de los objetos y las superficies.

El procedimiento de limpieza y desinfección de objetos y superficies relacionados con el trabajador se realizará de acuerdo con la manera habitual de limpieza y desinfección del centro de trabajo. Garantizando que la frecuencia esté relacionada con el uso de los mismos. Luego de la limpieza y desinfección los mismos deben de quedar sin humedad. Para la limpieza y desinfección se pueden emplear toallas con desinfectante, agua y jabón o los detergentes y desinfectantes que de manera habitual se encuentran autorizados para tal fin (con efecto virucida) y para las superficies se utilizará material textil desechable.

La limpieza general se hará siempre en húmedo, desde las zonas más limpias a las más sucias, desde adentro hacia afuera.

-Se debe de evitar en lo posible el uso de escoba en áreas de mayor riesgo.
-Se utilizarán técnicas de doble cubo.
-El material utilizado que sea desechable, se introducirá en un contenedor de residuos con tapa y etiquetado con las advertencias precisas.

Las superficies se deben limpiar con soluciones recomendadas por los organismos internacionales y comprobada su eficacia contra SARS-CoV-2. Dentro de las recomendaciones están:

a. Para objetos personales (pantallas, teléfonos, tabletas).

i. Utilice una solución de alcohol al 70% al menos, rocíe y deje secaral aire o frote
con un paño y deje secar al aire.

b. Para superficies de trabajo, pisos, paredes, puertas, escritorios y otras superficies:

i. Utilice una solución de cloro de uso doméstico (al 5%) diluida de la siguiente manera: Cuatro cucharaditas de cloro por litro de agua, rocíe o frote y deje actuar por al menos 10 minutos.
ii. Utilice amonio cuaternario al 5% de dilución, siga las instrucciones de cada proveedor para su dilución en caso de ser más concentrado. Espere al menos 10 minutos para que actúe.
iii. Utilice el peróxido de hidrógeno uso comercial al 3% deje actuar por al menos 5 minutos.

c. Para todo producto utilizado en limpieza de superficies y desinfección de SARS CoV2 se debe consultar las indicaciones de uso ya que la concentración de los componentes activos puede variar de presentación industrial al doméstico y de marca en marca.

5. Manipulación y uso de Equipo de Protección Personal.

Capacitación sobre el uso y manipulación (puesta y retirada) de los EPP.

Los EPP de un solo uso o los desechables, debe de ser eliminado bajo los estándares establecidos para evitar la contaminación cruzada de otros sitios, objetos, productos o superficies.

6. Funcionamiento de sistema de seguridad y salud:

En las organizaciones o centros de trabajo donde esté conformada y en funcionamiento la Comisión Mixta de Higiene y Seguridad, esta debe de jugar un rol fundamental durante la implementación de las medidas por SARS-CoV-2. Es imprescindible que se establezcan un sistema de vigilancia y control sobre el acatamiento y el cumplimiento de todas las medidas, directrices, normas, orientaciones y otras que se dispongan dentro de la organización o centro de trabajo.

Es necesario que las organizaciones o centros de trabajo que disponen de servicios de atención en salud, extremen las medidas de detección de sospechosos y enfermos. El personal de salud debe de estar debidamente capacitado para el abordaje de personas sospechosas o enfermos por SARS-CoV-2 según los protocolos y estándares establecidos en el país y en su defecto, en la organización o centro de trabajo.

7. Vigilancia en salud o epidemiológica:

Si la organización o centro de trabajo dispone de un programa o plan de vigilancia, debe de considerar las medidas necesarias para adaptarlo a las regulaciones y orientaciones que garanticen la comunicación constante con las autoridades e instituciones.

B. Medidas Específicas

Existen escenarios críticos donde es necesario cumplir y extremar algunas medidas de prevención especificas independientemente de la actividad económica que desempeñe la persona. Estos escenarios son los siguientes:

1. Transporte de la Vivienda al Trabajo (organización o centro) y viceversa:

Transporte para trabajadores
Los trabajadores de la empresa, podrán disponer de servicio de transporte a sus lugares de trabajo designado por la empresa. Su asistencia será de acuerdo a las indicaciones nacionales de circulación emitidas por el SINAGER. Se deberán seguir las siguientes recomendaciones:

– Desinfección diaria del vehículo a utilizar, previo al comienzo de labores por parte del motorista designado
– Todo trabajador que ingrese al vehículo deberá utilizar gel desinfectante de manos y portar su mascarilla de manera adecuada antes de ingresar al vehículo.
– Hacer uso únicamente de los asientos con ventanilla, un trabajador por ventana. De no ser posible, debido a las dimensiones del vehículo, se guardará una distancia mínima de uno a dos puestos entre trabajador.
– Desinfección diaria del vehículo después de cada uso.

Limpieza de vehículos
Todos los vehículos de la empresa que realicen mandados o entregas a clientes fuera de las instalaciones de la empresa, tendrán que seguir las siguientes recomendaciones:

–Al iniciar la jornada laboral, cada motorista debe realizar desinfección del vehículo.
– Cada vez que un vehículo (camiones, vehículos particulares, etc.) ingrese a la empresa, deberá ser desinfectado para poder ingresar.
– Al realizar limpieza del camión completo o vehículo, se tendrá que usar una solución desinfectante, también es indispensable el uso de guantes y mascarilla.
– Todo motoristas, debe contar con sus guantes, mascarilla y su bote con solución desinfectante cada vez que incurra en entregas a clientes fuera de las instalaciones de sus sucursales.

Recomendaciones sobre limpieza e higiene en el área de trabajo
Estas se realizarán previo a su jornada laboral y al finalizar la misma. Se encuentran descritas de manera general y se deben adecuar, según el sector/área asignada a cada trabajador.

– AL INGRESO/EGRESO a su lugar de trabajo, evitar el contacto de superficies previo desinfección de sus manos mediante lavado o gel desinfectante.
– Limpieza del EPP (Guantes, franela, etc.) previo a la colocación de estos, todo equipo debe ser desinfectado al principio, final de cada uso de este.
– Limpieza de las zonas donde se haya incurrido contacto frecuente en el siguiente orden: Manijas de puertas, interruptores, pasamanos, botones, etc.
– Desechar la basura en el lugar correspondiente de acuerdo con el sector.
– Toda herramienta e utensilio deberá ser higienizado de acuerdo a las medidas generales.

Medidas temporales recomendadas para el transporte de personas privado o por servicio
contratado.

Previo ingreso a las unidades de transporte designadas, todos sus usuarios deberán seguir las medidas de bioseguridad generales y específicas (toma de temperatura corporal, distanciamiento físico de seguridad, uso de EPP), así como el resto de las medidas establecidas en el presente protocolo.

Debido a la particularidad que presentan algunas organizaciones y centros de trabajo, por el tipo de operaciones a realizar y el número de trabajadores contratados, se deberán incorporar las siguientes recomendaciones para el transporte de personas (viviendatrabajo-vivienda):

– En caso de utilizar un servicio contratado de transporte, la empresa de transporte deberá cumplir con todas las medidas de bioseguridad establecidas, relacionadas al servicio que brinda. De no cumplirlas, no se podrá hacer uso de sus servicios. En especial, lo referente a la limpieza y desinfección interna y externa de la unidad, previo a cada viaje.
– En el punto de espera del autobus, el trabajador deberá respetar la distancia de seguridad (entre 1.5 a 2 metros), usando mascarilla quirúrgica, la careta debe colocarse antes de abordar el bus.
– Se debe brindar gel de manos, previo abordaje al bus.
– La cantidad de trabajadores transportados, podrá ser la capacidad del bus siempre y cuando todos vayan sentados.
– Los asientos de las unidades de transporte deben de estar señalizados, delimitando el espacio de uso para cada trabajador (máximo 2 personas por asiento).
– Se mantendrá la ventilación natural con apertura de todas las ventanas.
– Al ingreso, los trabajadores se deben ubicar en los asientos disponibles, comenzar con los asientos libres cercanos a la entrada y seguir hasta completar los asientos al final de la unidad.
– Al egreso, los trabajadores deben de respetar un orden, que debe de comenzar con los más cercanos a la salida de la unidad de transporte, hasta desocupar los últimos asientos de la unidad.
– Se recomienda el uso de diferentes puertas para la entrada y salida de los usuarios, en los casos que sea posible.
– Los trabajadores deberán utilizar la mascarilla en todo momento. Se debe verificar previo al ingreso, el adecuado contacto de los bordes de la mascarilla con la cara, para que exista un cierre o sello de la misma y se evite la transmisión indirecta por microgotas.
– Se debe de implementar el uso de careta (acrílico transparente u otro similar). Esta debe cubrir, a partir de la parte anterior del pabellón auricular, de extremo a extremo y de la parte superior de la frente hasta un mínimo de 3 cm bajo el mentón.
– Las caretas serán de estricto uso personales, en ningún caso deberán de ser prestadas a ninguna persona.
– Es responsabilidad de cada trabajador limpiar la careta a diario y cuantas veces sea necesario utilizando agua y jabón o solución desinfectante.
– El trabajador podrá quitarse la careta una vez baje de la unidad de transporte y deberá guardarla en un lugar seguro.
– La careta debe de estar identificada por cada trabajador, con su nombre visible en una zona que no disminuya la visibilidad, evitando colocar símbolos palabras o frases ofensivas.
– Todo usuario deberá ubicarse en el asiento disponible asignado, evitar el contacto dentro de lo posible, de objetos y superficies presentes (ej. colocar ambas manos sobre el regazo).
– Se debe mantener una posición con vista al frente en todo momento.
– Evitar los contactos frente a frente y las conversaciones innecesarias.
– Es recomendable, designar a algunos trabajadores, la función de monitorear el cumplimiento de las medidas descritas. Su responsabilidad consistirá en velar por una adecuada ubicación de los trabajadores al ingreso y egreso ordenado de las unidades, así como las demás medidas generales y especificas a cumplirse. En caso de existir la necesidad de movilización o circulación dentro de la unidad, deberá evitarse en todo momento, el contacto físico frente a frente de las personas.
– De ser posible, en el interior del bus se colocará información sobre buenas prácticas de higiene y cuidado personal, así como las medidas que se deben de cumplir y las acciones que deben de evitarse durante el traslado.

2. Salida y entrada a la vivienda.

Para esta medida específica de prevención, se recomienda seguir de manera rigurosa las siguientes recomendaciones:

– Establecer diferentes entradas para la salida y la entrada y respetar esa medida de manera estricta.
– Realizar lavado de manos con agua y jabón y/o desinfección con alcohol o gel desinfectante para manos antes de entrar a la vivienda.
– Mantener en la entrada de la casa, una bandeja plana que contenga la solución desinfectante recomendada en una cantidad que apenas humedezca la suela de los zapatos.
– Retirar los zapatos y realizar limpieza y desinfección en toda su superficie.
– Colocar el EPP requerido (al menos mascarilla).
– Retirar todos los objetos personales (celular, lentes, llaves, dinero) y realizar limpieza y desinfección en toda su superficie.
– Retirar, desinfestar y desechar o guardar los EPP utilizando las técnicas adecuadas. En el caso de desechar EPP como mascarillas o guantes, deben de seguirse las técnicas adecuadas. En el caso de guardar la mascarilla para ser reutilizada, debe de seguirse un estricto protocolo de seguridad.
– Desvestir y colocar la ropa en un cesto con tapa para su lavado y desinfección.
– Ingresar descalzo y sin ropa y dirigirse directamente a realizar una limpieza y desinfección corporal. Es importante que la higiene corporal, incluya el pelo.
– Evitar el contacto con cualquier persona antes de que no esté garantizado que su cuerpo está limpio y desinfectado.

3. Entrada y Salida de la organización o centro de trabajo.

Procedimiento para ingresar a la farmacia
1. Toma de temperatura con termómetro clínico digital infrarrojo o laser, mediante la técnica adecuada de acuerdo al modelo del termómetro.
2. Desinfectar el calzado previo ingreso a tiendas, a través de pediluvios en la entrada.
3. Los trabajadores y clientes deberán lavar sus manos con agua y jabón entre 40 a 60 segundo como mínimo.
4. Colocar guantes y mascarilla (desechables quirúrgicas 1 por día; N95 o similar máximo 7 días).

Personal para la entrada de clientes.
El personal de atención al cliente que estará en la entrada de las sucursales deberá cumplir con las siguientes indicaciones:
– Recibir respetuosamente al cliente, con el cuidado de guardar el distanciamiento adecuado
– Informar sobre las políticas y prácticas actuales sobre el ingreso a sucursales para evitar riesgos a la salud del cliente
– Ofrecer gel desinfectante a cada cliente que se le permita el ingreso
– Limpiar de manera sistemática (solución desinfectante y papel toalla desechable) las manijas de cada carreta previo a que el cliente comience a hacer uso de ella.
– Desinfección matutina diaria, de TODAS las carretas existentes para hacer uso en la sucursal.

4. Entrada, salida y permanencia en el lugar de trabajo.

Recomendaciones generales para el equipo de farmacia:

1. Para garantizar la continuidad de las actividades de la farmacia, se recomienda dividir el equipo en turnos siempre que sea posible (por ejemplo, uno por la mañana y otro por la tarde), con el posible cierre de la farmacia entre ellos, para desinfectar toda la farmacia, asegurando que los trabajadores de cada turno no se crucen entre sí.
2. Los trabajadores con enfermedades que comprometen su sistema inmunológico deben usar máscaras y preferiblemente realizar tareas de oficina. Las medidas de higiene de las manos deben ser reforzadas.
3. Los trabajadores deberán cambiar de túnica/bata más a menudo.
4. Debe evitarse el uso de accesorios como pulseras, relojes y anillos.
5. El personal que tenga cabello largo deberá recogerlo utilizando un peinado estilo moño para que de esta manera se evite andarlo suelto.
6. Los trabajadores que posean barba o bigote, este debe estar recortarlo de la manera adecuada para que no afecte el correcto uso de las mascarillas.
7. Siempre que sea necesario ponerse una máscara y/o gafas, la higiene y desinfección de las manos debe realizarse antes y después.

Medidas a considerar por parte de la dirección de la farmacia:

1. Desarrollar planes de emergencia y flujo de trabajo
2. Llevar a cabo una formación completa de los trabajadores
3. Enfoque en el estado de salud de los farmacéuticos
4. Proteger a los trabajadores de la farmacia
5. Reforzar la vigilancia de las infecciones de los farmacéuticos
6. Asegurar una gestión adecuada de la limpieza y la desinfección
7. Fortalecer el manejo del paciente
8. Fortalecer la educación al paciente
9. Reforzar la gestión de la exposición a las infecciones
10.Fortalecer la gestión de los desechos médicos

Los farmacéuticos y sus asociaciones también deberán elaborar material informativo (carteles, folletos, sitios web, mensajes de texto, alertas de aplicaciones, etc.) para la comunidad, incluida la información contenida en estas directrices y cualquier otra información que pueda ser pertinente para las necesidades locales. También pueden organizar sesiones de preguntas y respuestas en la comunidad (escuelas, centros comunitarios, etc.).

Estrategias para minimizar el contacto cercano entre los trabajadores y los clientes y entre clientes:

Llenado de recetas

Aun cuando el proceso de preparación de medicamentos para la dispensación no es una actividad directa de atención al público, los otros componentes, como el asesoramiento al paciente o la educación del paciente, pueden exponer a los trabajadores de la farmacia.
Además de seguir la orientación sobre medidas generales en el lugar de trabajo, toda farmacia debe:
– Limitar el número de clientes en la farmacia en cualquier momento para evitar aglomeraciones en el mostrador de la farmacia o en las áreas de pago. El número de clientes debe estar relacionado con el espacio físico y la mantención de las distancias de seguridad (entre 1,5 y 2 metros).
– Proporcionar desinfectante de manos en los mostradores para el uso de los clientes y tener acceso suficiente y fácil a agua y jabón o desinfectante de manos para los tra

La Prensa