27/05/2024
12:01 AM

Cómo optimizar el sistema del aire acondicionado del auto

  • 06 mayo 2024 /

El uso periódico del aire acondicionado le ayudará a mantener lubricados todos los componentes del sistema y también prevendrá la formación de moho en el evaporador de su vehículo.

En temporadas de verano, el sistema de aire acondicionado se torna su mejor aliado en la carretera, proporcionándole frescura y buen humor mientras se desplaza de un lugar a otro. Pero, para poder mantenerlo en buen estado y evitar sorpresas desagradables en las jornadas más abrasadoras del día, es esencial dedicarle atención y cuidado a sus mantenimientos específicos.

Encender el aire acondicionado es tan sencillo como girar una perilla, pero detrás de esa simpleza opera un ciclo de compresión de refrigerante que aprovecha las propiedades de termodinámica de la expansión y compresión de gases para eliminar el calor y disiparlo hacia el exterior.

Todo este proceso implica la circulación continua del refrigerante a través del compresor, condensador, evaporador y el filtro de aire, que deben estar al punto para hacerle frente al calor de la ciudad.

En ese sentido se sugiere, en primera instancia, brindar un mantenimiento regular.

Programe revisiones periódicas con un técnico especializado para asegurarse que el sistema esté en óptimas condiciones.

Limpie el filtro, considere que uno obstruido reducirá el flujo de aire y, por ende, la eficiencia del sistema. Además, esté atento a la temperatura del aire, si percibe que se aumentan los grados del ambiente, probablemente necesite recargar el refrigerante o verificar si se presentan fugas. En cualquier caso, un técnico lo podrá apoyar.

La limpieza continua evitará acumulaciones de polvo y partículas que usted luego inhalará.

Mitos y verdades del aire acondicionado

Mito: el aire acondicionado aumenta el consumo de combustible. Si bien es cierto el aire ejerce una carga adicional al motor, el impacto del combustible es relativamente bajo en comparación con otros factores.

Realidad: el uso excesivo del aire acondicionado daña el motor. Un sistema con una carga excesiva de refrigerante o mal mantenimiento puede generar sobrecargas en el motor por el aumento de la resistencia.

Mito: es más eficiente conducir con las ventanas abiertas. En términos de combustible, a velocidades moderadas es más eficiente conducir con aire acondicionado por la reducción de resistencia aerodinámica.

Realidad: es ideal mantener una temperatura entre 21°C y 25°C. Aunque resulta confortable bajar la temperatura del interior del vehículo, lo óptimo es mantenerlo dentro del rango para no sobrecargar el motor.

Mito: el aire acondicionado solo se usa en verano. En realidad, funciona en invierno para desempañar los vidrios.

Lea: Recomendaciones para cuidar el aire acondicionado de su carro