Más noticias

Palmerola: Vuelos seguros y boletos a bajo costo en un ambiente de primera

De tener uno de los aeropuertos “más peligrosos del mundo”, el país pasa a contar con una de las más modernas terminales aéreas de la región.

Tegucigalpa, Honduras

Cuando el vuelo 731 de Central American Airways se estrelló en la capital de Honduras, el 14 de febrero de 2011, Toncontín ya estaba en la lista de los aeropuertos más peligrosos del mundo debido a su topografía. Ese día fallecieron las 14 personas que iban abordo. Era el décimo accidente aéreo de grandes proporciones atribuido a la ubicación del aeródromo capitalino.

Tres años antes, en mayo de 2008, el vuelo 390 de TACA cayó sobre la carretera con sus 124 pasajeros, cuando la nave se salió de la pista de Toncontín. Fallecieron cinco personas, entre ellas dos jóvenes que transitaban en su vehículo sobre la vía.

El último accidente ocurrió en mayo de 2018, cuando un avión ejecutivo procedente de Austin, Texas, Estados Unidos, no alcanzó a detenerse en la pista, se precipitó y quedó partido sobre la carretera. No hubo víctimas mortales, pero sí aumentó la preocupación por la peligrosidad de Toncontín.

A pesar de las medidas de restrincción y de la ampliación de su pista -300 metros en 2010-, la aproximación al aeropuerto siguió siendo una de las más difíciles y Toncontín uno de los aeropuertos más peligrosos del mundo, lo que obligó a buscar una ubicación para construir uno nuevo que permitiera la entrada y salida segura para todos los aviones, incluso con condiciones climáticas adversas.

Palmerola.

Desde 2008, los gobiernos y diversos sectores hondureños impulsaron la idea de convertir a Palmerora en un aeropuerto comercial para trasladar allá las operaciones de Toncontín. Está localizado en Comayagua, donde opera la Base Aérea “José Enrique Soto Cano” construida por Estados Unidos.

Así, el nuevo Aeropuerto Internacional de Palmerola, bajo el código XPL, será una obra con visión de futuro, pensada para las nuevas generaciones, señala el Gobierno de la administración de Juan Orlando Hernández.

El director ejecutivo de la Agencia Hondureña de Aeronáutica Civil (AHAC), Wilfredo Lobo, confirmó que se ha hecho la planificación para que el aeropuerto entre en funcionamiento, con un plan de acción en tres etapas: una, es la presentación oficial realizada el 15 de octubre, la siguiente es un periodo de 30 días a las líneas aéreas para su proceso de migración de Toncontín a Palmerola.

El aeropuerto de Palmerola se encuentra ubicado a unos 80 kilómetros de Tegucigalpa y a 8 kilómetros al sur de la ciudad de Comayagua.

Entre sus características destacan una terminal de pasajeros de casi 40,000 metros cuadrados, capacidad para recibir en plataforma hasta 13 aeronaves simultáneamente, terminal de carga de 3,000 metros cuadrados con tecnología de cadena fría y más de 1,200 estacionamientos techados.

La nueva terminal contará con más líneas aéreas y destinos conectados y no estará limitado en horario de operaciones como Toncontín, lo que abaratará el costo de los boletos aéreos.

Además, garantiza operaciones las 24 horas del día, los siete días de la semana, con 11 puertas de embargue, 4 de ellas remotas, y una pista de casi 2,500 metros.

El aeropuerto, cuya inversión total ronda los 235 millones de dólares, cuenta con”la mejor tecnología y una infraestructura más amplia”, señalan sus ejecutivos.

La moderna terminal aérea se mantendrá conectada con Toncontín que seguirá operarando vuelos nacionales, incluidos los de bajo costo para quienes quieran aligerar su llegada a Palmerola y viceversa.

Desde Tegucigalpa a Palmerola habrá autobuses gratuitos que partirán desde Toncontín. También habrá un vuelo directo.

El Grupo Emco Holding, que administra Palmerola, es un conglomerado de empresas que impulsan diferentes sectorese inversiones en Centroamérica, especialmente en las áreas aeroportuaria, terminales de carga, siderurgia y producción de aceros, además del desarrollo de proyectos de generación de energía.