01/03/2024
07:24 AM

Sicaria mata a conductor de bus en Tegucigalpa

  • 07 septiembre 2015 /

El crimen sucedió en la terminal de buses que cubre la ruta de Tegucigalpa a La Paz.

Tegucigalpa, Honduras

A una sicaria le atribuyen el asesinato del motorista de un autobús rapidito del transporte interurbano que ocurrió la mañana de ayer en la octava avenida de Comayagüela.

En una acción inmediata, la Policía capturó al supuesto acompañante de la mujer que habría disparado.

El detenido es quien, presuntamente, conducía una motocicleta que fue dejada abandonada en la escena del crimen.

La víctima es José Alberto Cálix Tejeda (31), originario de La Paz.

El infortunado expiró al instante a causa de heridas de bala en la cabeza y el rostro tras la balacera ocurrida en la terminal de buses de la zona.

El cadáver quedó frente al volante del autobús con registró número 5 de la empresa de transportes Flores, que cubre la ruta La Paz-Tegucigalpa.

Como sospechoso de haber participado en el hecho criminal, un agente de la Policía Preventiva capturó a Gabriel Eduardo López (18), quien fue puesto a la orden de la Fiscalía.

La supuesta autora material del crimen logró escapar en veloz carrera en medio de una tenaz persecución policial, según testigos.

Foto: La Prensa

La Policía capturó a Gabriel Eduardo López como sospechoso de haber participado en el homicidio del motorista José Alberto Cálix.

Ataque

Eran las 11:40 am cuando Cálix Tejeda estacionó la unidad de transporte de pasajeros a esperar su turno de salida a eso de las 12:00 m con rumbo a La Paz. El infortunado se quedó sentado en su asiento porque decidió almorzar antes de salir de la terminal.

De repente, en la parte trasera del bus se estacionó una motocicleta azul de la cual se bajó una mujer joven, quien se dirigió a Cálix Tejeda y sin mediar palabras le disparó a quemarropa y lo mató en el acto, según lo revelado por testigos.

La pistolera corrió hasta donde la esperaba su compinche, pero la motocicleta no encendió, por lo que empezaron a correr en dirección al barrio Lempira con los cascos puestos en la cabeza.

Un agente de la Policía que se encontraba cerca del lugar escuchó los disparos y se movilizó rápido, empezó a perseguir a los criminales, al tiempo que pidió del apoyo de otros compañeros de la estación policial del barrio Belén.

A pocas cuadras de distancia lograron capturar a López, pero la gatillera logró huir.

Foto: La Prensa