San Pedro Sula

Varias patrullas de la Policía escoltaron ayer el cortejo fúnebre del hijo del empresario Miguel Carrión ultimado el miércoles en el barrio Paz Barahona.

El féretro de Miguel Antonio Rodríguez Santos fue llevado en un “pick-up” con guardaespaldas en el cual también llevaban un póster con la fotografía del joven victimado.

Una patrulla motorizada le iba abriendo paso a la caravana de vehículos que transportaban las personas que acompañaron al joven Miguel Antonio a su última morada.

Muerte del padre

En febrero de 2021, su padre Miguel Humberto Rodríguez Carrión fue asesinado en el barrio Guamilito junto con dos guardaespaldas y otros tres hombres más.

En 2018 había recuperado su libertad después de estar en la cárcel de máxima seguridad Marco Aurelio Soto por los delitos de extorsión y asociación ilícita.

El 4 de mayo de 2021, dos sicarios que se conducían en motocicleta acribillaron al administrador del empresario, César Augusto Pérez, en el barrio Medina, en la intersección de la avenida Juan Pablo Segundo y 13 calle. En el atentado también murió una compañera de trabajo de Pérez de nombre Isamara Cortés.