Más noticias

"Pobladores intentaron quemar la posta policial de La Esperanza por homicidio de Keyla Martínez"

"

El pueblo de Intibucá continúa mostrando su indignación y repudio tras la muerte violenta de la estudiante de Enfermería.

"

"

La Esperanza, Intibucá.

Pobladores indignados protestaron anoche a las afueras de la estación policial número 10 de la Esperanza, Intibucá, tras conocer el dictamen de homicidio de la autopsia de Medicina Forense de Keyla Martínez (26).

La manifestación comenzó como una velada por las muertes de mujeres en Honduras para exigir justicia.

Más tarde, los pobladores quemaron un monigote vestido como Policía en señal del repudio por esta institución, luego de confirmar que la estudiante de enfermería murió dentro una celda policial por asfixia mecánica.

Además lea: 'Keyla murió a manos de policías de La Esperanza', sostiene hermana de la universitaria

Trascendió que intentaron quemar la posta; sin embargo, los policías lograron apagaran las llamas frente al portón del edificio de seguridad.

Los pobladores detallaron que solamente quieren justicia por el caso de Martínez y también exigen que no desean que repitan este tipo de situaciones.

'En la primera protesta -cuando se conoció el caso de Martínez - esperábamos que la policía dialogara y a decir que entregarían a los responsables y, en su lugar, salieron con a tirar bombas lacrimógenas y agredir', dijo uno ciudadano que fue parte del entierro de la joven estudiante de Enfermería.

Sépalo

La estudiante de Licenciatura en Enfermería de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (Unah) fue detenida por la policía la noche del sábado 06 de febrero.

Según las autoridades, Martínez fue capturada a las 11:40 pm por el delito de escándalo en la vía pública en estado de ebriedad y por el incumplimiento al toque de queda vigente según PCM 012-2021, tras una denuncia al Sistema de Emergencia 911.

A las 3:30 am del domingo, luego de una inspección de rutina que uno de los policías hizo a las celdas, encontró a la joven, moribunda, asfixiada presuntamente con una de sus prendas de vestir.

“Ella estaba atada con su blusa, atada a la puerta de la celda hacia su cuello”, dijo Melvin Alvarenga, subcomisionado de Policía y jefe de la Unidad Departamental de Policía No. 10.

Luego la trasladaron al Hospital Enrique Aguilar Cerrato en donde falleció, detalló la Secretaría de Seguridad.

Sin embargo, el centro asistencial emitió un comunicado desmintiendo la versión de las autoridades y afirma que la joven llegó sin signos vitales.

Este martes el Ministerio Público confirmó, luego de realizar la autopsia, que se trató de un homicidio y no de un suicidio, como informó la Policía en un principio.

"