"Keyla murió a manos de policías de La Esperanza", sostiene hermana de la universitaria

De acuerdo con familiares de la estudiante de enfermería, testigos escucharon ruidos extraños de la celda en donde estaba la joven.

Keyla Patricia Martínez (26) era estudiante de enfermería de la Universidad Nacional Autónoma (Unah). Cursaba el último año.
Keyla Patricia Martínez (26) era estudiante de enfermería de la Universidad Nacional Autónoma (Unah). Cursaba el último año.

Tegucigalpa, Honduras.

Nancy Martínez, hermana de la universitaria Keyla Patricia Martínez (26) quien murió en el interior de una celda policial en La Esperanza, exigió este lunes que se esclarezca la muerte de la joven.

"Mi hermana murió a manos de los policías de La Esperanza, Intibucá, son unos violadores de los derechos humanos. No es cierto que ella estaba borracha y protagonizando escándalos".

Agregó que la estudiante de enfermería no tenía ningún motivo para quitarse la vida y que nunca mostró instintos suicidas.

Además lea: Misterio por muerte de universitaria dentro de sede policial en Intibucá

"Al contrario, tenía muchos planes y estaba muy contenta porque la habían aceptado para realizar su práctica profesional, ella amaba su carrera".

Según la joven hay demasiadas inconsistencias alrededor de la muerte de su hermana, pues el reporte de la Policía Nacional, en dicha localidad, señala que Martínez tenía signos vitales cuando fue trasladada hasta el hospital Enrique Aguilar Cerrato.

"Sin embargo, lo que registró el hospital fue que Kayla ingresó muerta, trasladada a la morgue y que llamaron a la Fiscalía para que diera constancia del hecho".

"Además testigos que estaban en las celdas dijeron que escucharon ruidos extraños en el área en donde ella estaba y que luego mi hermana decía que se quería morir, así que solo podemos pensar que a ella le hicieron algo y por lo tanto exigimos justicia".

Sobre el caso

La estudiante de Licenciatura en Enfermería de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (Unah) fue detenida por la policía la noche del sábado.

Según las autoridades, Martínez fue detenida a las 11:40 pm por el delito de escándalo en la vía pública en estado de ebriedad y por el incumplimiento al toque de queda vigente según PCM 012-2021, tras una denuncia al Sistema de Emergencia 911.

A las 3:30 am del domingo, luego de una inspección de rutina que uno de los policías hizo a las celdas, encontró a la joven, moribunda, asfixiada presuntamente con una de sus prendas de vestir. “Ella estaba atada con su blusa, atada a la puerta de la celda hacia su cuello”, dijo Melvin Alvarenga, subcomisionado de Policía y jefe de la Unidad Departamental de Policía No. 10.

Luego la trasladaron al centro asistencial, revela el comunicado de la Secretaría de Seguridad.

La Prensa