Misterio por muerte de universitaria dentro de sede policial en Intibucá

Keyla Patricia Martínez era estudiante de Enfermería en la Unah.

A Keyla Martínez la detuvieron por incumplir toque de queda, dice Policía. Familia pide investigar.
A Keyla Martínez la detuvieron por incumplir toque de queda, dice Policía. Familia pide investigar.

Intibucá.

Un velo de misterio envuelve la muerte de una universitaria, y más con la agravante de que el hecho ocurrió en el interior de una celda policial en La Esperanza.

La estudiante de Licenciatura en Enfermería de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (Unah), Keyla Patricia Martínez Rodríguez (26), fue detenida por la Policía la noche del sábado.

La detención se produjo a eso de las 11:30 pm y, diez minutos después, fue ingresada a una bartolina. Melvin Alvarenga, subcomisionado de Policía y jefe de la Unidad Departamental de Policía No. 10, dijo que “ella se detiene porque se actuó con información con base en una denuncia que se recibió en el Sistema Nacional de Emergencias 911, en la cual se dijo que había personas que estaban ingiriendo bebidas alcohólicas en un restaurante”.

A las 3:30 am del domingo, luego de una inspección de rutina que uno de los policías hizo a las celdas, encontró a la joven, moribunda, asfixiada presuntamente con una de sus prendas de vestir. “Ella estaba atada con su blusa, atada a la puerta de la celda hacia su cuello”, dijo Alvarenga.

Keyla fue llevada en una patrulla al hospital Enrique Aguilar Cerrato, pero al llegar los médicos les dijeron que ya iba muerta.

Jessica Rodríguez, tía de Keyla, dijo que “hasta ayer (sábado) a las 9:00 de la noche Keyla estaba sobria, por que estaba acompañada de mi hija en una cena con sus amigas; donde nosotros tenemos pruebas que estaban compartiendo sin ninguna bebida alcohólica”, apuntó.

La pariente criticó que “queremos que se investigue esta situación, hay muchas contradicciones; hablan de escándalo público, de estado de ebriedad. Dicen una cosa, dicen otra, entonces nos llama mucho la atención”.

La Prensa