12/08/2022
01:04 AM

Más noticias

Dictamen: el perro pitbull no mató a Allison Argueta

Después de que la familia dijo que el perro pitbull la había matado, la prepararon para velarla y la metieron en el ataúd, pero la Fiscalía llegó a traer el cuerpo para la autopsia.

Gracias, Lempira

Agentes fiscales del Ministerio Público ya tienen en su poder el dictamen final de la autopsia de la niña Allison Nahomy Argueta Villalta (de 9 años), quien apareció muerta en su casa en Lepaera.

Ahora los fiscales con la confirmación de que la menor sufrió abusos sexuales y no murió por el ataque de su mascota, un pitbull de seis meses, buscarán al responsable para proceder en su contra.

La Unidad de Investigación de La Prensa Premium dio a conocer en exclusiva los indicios con los que confirmaron que Allison no tenía mordidas del pitbull y había sido ultrajada.

La pequeña fue encontrada muerta en el patio de su casa el 8 de junio. La primera versión de familiares fue que Rocky, la mascota de la niña, la había atacado salvajemente hasta matarla.

Leopoldo Argueta, papá de Allison Nahomy, dijo haber llegado a la casa luego de que un tío de la niña lo llamó por celular para decirle lo que había sucedido.

Leopoldo Argueta relató que su hija después de salir de la escuela se iba a su casa y él todos los días le iba a dejar almuerzo.Indicó que ella tenía el hábito de lectura y a diario iba a la biblioteca.

Fechas

8 junio. Muerte. Allison Nahomi apareció muerta en el patio de su casa, tenía golpes en su cabeza, heridas en el cuello y otras partes del cuerpo.

23 junio.Reacción. La presidenta Xiomara Castro se solidarizó con la familia y repudió el asesinato de Allison en su cuenta oficial de Twitter.

El día del velorio, Argueta dijo que “yo le pedí que almorzara conmigo y le ofrecí llevarla a la biblioteca, pero estaba cayendo una llovizna y tenía que meter una ropa que la mamá había dejado”.

“Me pidió que le dejara 20 lempiras para una mototaxis y luego se iba a ir a la biblioteca”, manifestó al padre, quien afirmó que solo descuidó a su hija 30 minutos cuando sucedió la desgracia.

El padre sostiene en su declaración que a las 3:23 pm del 8 de junio recibió una llamada del tío (hermano de la mamá) y cuando llegó la cadena del perro la tenía enrollada en el cuello y rasguños, “es indescriptible para mí, la vi con los ojos abiertos y la besé, le vi el cuello destrozado”.

El padre creyó que había matado al perro de los golpes que le dio al ver lo que había hecho, pero quedó vivo y se lo llevó el Ministerio Público.

Después del ataque que supuestamente había sufrido por el perro, el cuerpo de la niña fue preparado para velarlo y lo introdujeron al ataúd.

La Fiscalía llegó a traer el cuerpo y la familia cedió para que lo trasladaran a Santa Rosa a hacerle la autopsia.Informes preliminares arrojaron que la niña tenía indicios de haber sido abusada sexualmente y que las heridas en el cuello no eran de perro, sino producidas por un arma blanca con filo.

Las mismas conclusiones están plasmadas en el dictamen final que indica que la muerte de la niña fue homicida y que la menor sufría de abusos sexuales.

Ahora al Ministerio Público debe identificar al sospechoso y proceder a acusarlo por la muerte de Allison y el abuso que sufrió.