08/08/2022
02:17 PM

Más noticias

Capturan a conductor y a ayudante que trasladaban 44 migrantes en Santa Bárbara

Los detenidos trasladaban a migrantes originarios de Cuba, Egipto, Ghana, Somalia, Túnez y Venezuela, que se dirigían a Estados Unidos.

Santa Bárbara, Honduras

La Policía Nacional de Honduras arrestó este martes a un conductor de autobús y a su ayudante por transportar de manera irregular a 44 migrantes de Cuba, Egipto, Ghana, Somalia, Túnez y Venezuela que se dirigían a Estados Unidos.

Los dos hombres, de 32 y 55 años, fueron detenidos en el municipio de Quimistán, departamento de Santa Bárbara, en el occidente de Honduras, según un informe de la Policía hondureña. En el operativo participaron agentes de la Dirección Policial de Investigaciones y la Dirección Nacional de Prevención y Seguridad Comunitaria, añadió.

Los detenidos fueron remitidos a un juzgado y podrían ser acusados por el delito “flagrante de tráfico ilícito de personas”, precisó la Policía Nacional. Las fuerzas de seguridad decomisaron a los dos trabajadores del transporte un autobús, 10,700 lempiras (unos 438 dólares) y un teléfono móvil.

Los extranjeros fueron conducidos a una oficina del Instituto Nacional de Migración (INM), donde las autoridades coordinarán el retorno a sus países o les autorizará que paguen una multa administrativa, para agilizar su salida de la nación de manera regular.

Esa cita consiste en la aplicación de una multa equivalente a unos 230 dólares, que los migrantes deben pagar por haber ingresado de manera irregular a Honduras, por “puntos ciegos” a través de traficantes de personas.

A los capturados se les decomisó 10,700 lempiras, detallaron autoridades.

El país centroamericano se ha convertido en las últimas décadas en un punto de tránsito de migrantes, especialmente de cubanos y africanos, que atraviesan los países de Centroamérica para intentar llegar a EE.UU. Según cifras oficiales, más de 38,000 migrantes han sido detenidos este año en Honduras por ingresar de manera irregular, algunos de ellos con la idea de llegar a Estados Unidos.

La mayoría de los extranjeros en movilidad son atendidos en los cuatros Centros de Atención al Migrante Irregular (CAMI) que el Gobierno hondureño ha habilitado en diferentes puntos del país, así como en centros de la Iglesia católica y organizaciones de sociedad civil.