05/07/2022
10:19 AM

Más noticias

DPI: Hay tres sospechosos en la muerte de Allison Argueta

La DPI aún no tiene la información preliminar de la autopsia practicada a la niña por Medicina Forense, pero ya investiga a tres personas del entorno de la menor.

LEPAERA

El Ministerio Público y la Dirección Policial de Investigaciones (DPI), entes involucrados en el esclarecimiento de la muerte de Allison Nahomy Argueta Villalta (de 9 años) ocurrida el 8 de junio en el municipio de Lepaera, Lempira, mantienen en hermetismo el caso.

Las investigaciones continúan para esclarecer qué pasó y el dictamen de autopsia sigue en proceso por parte de Medicina Forense.

Ayer jueves 23 de junio, la Unidad de Investigación de LA PRENSA Premium reveló que los indicios preliminares de la autopsia forense realizada, indican que Allison Nahomy tenía golpes en la cabeza, heridas de arma blanca en el cuello y rasgos de violación. El día que murió Allison la familia dijo que había sido atacada por su mascota, un perro pitbull de seis meses.

LA PRENSA Premium se desplazó hasta la vivienda donde ocurrió la tragedia en el barrio Las Delicias, jurisdicción de Lepaera.

El rotativo observó de cerca el patio trasero de la casa donde la niña murió cuando se disponía a tender ropa y se observó que es un sitio de fácil acceso para cualquier persona, tampoco hay cámaras de seguridad en los alrededores.

Miembros de la Policía ya realizaron una inspección en la zona para identificar posible ingreso forzado de personas y todo parece indicar que no hubo, tampoco se pueden apoyar de huellas debido a que ha estado lloviendo y la escena fue modificada luego de que la familia, como sucede en casi todo los casos después de una muerte, retirase el cuerpo, lo que complica la investigación.

Investigadores del Ministerio Público y de la DPI indicaron que ya se solicitó a Medicina Forense la respectiva autopsia, sin embargo, no han recibido ni siquiera los informes preliminares.

El veterinario contratado como consultor logró confirmar que las lesiones que tenía la víctima no eran mordeduras de perro ni los rasguños.

A 16 días de lo ocurrido, las autoridades ya tomaron las declaraciones de los padres de Allison, un tío de 18 años que fue quien la encontró sin vida e incluso la de un primo menor de 12 años, quien estaba con ella en la casa hacía una hora antes, pero que salió a jugar fútbol ese día.

DPI: Hay tres sospechosos en la muerte de Allison Argueta

Según informaron los padres a la Policía y Fiscalía, ellos se encontraban trabajando al momento de lo ocurrido y el tío acababa de llegar de laborar de una propiedad y se disponía a comer, fue entonces cuando miró tirado el cuerpo de la niña y les avisó mediante llamada telefónica.

Se conoció que las autoridades interrogarán a la persona con quien el tío de la menor dijo se encontraba trabajando antes de desplazarse a la vivienda, así como a una maestra de la niña para cercar el círculo de investigación y esclarecer lo sucedido.

El hecho habría ocurrido entre las 2:00 y 3:00 pm, y alrededor de las 3:23 pm fue cuando la halló sin vida su pariente.

Oficialmente ni el Ministerio Público ni la Policía confirman la forma de muerte de la niña, puesto que siguen a la espera del dictamen de autopsia. Las autoridades señalan que la menor no estaba bajo supervisión de un adulto en la casa.

La DPI informó también que decomisó al padre un celular que la niña usaba frecuentemente y que quedó en su habitación. Al aparato se le realizó un vaciado telefónico a fin de conocer si la menor tuvo contacto con algún desconocido.

Un investigador de la institución policial que trabaja de cerca el caso develó que preliminarmente, puesto que aún no tienen la autopsia legal, se está indagando sobre tres sospechosos: un familiar y dos particulares, ya que alguno de ellos pudo haber participado en lo ocurrido.

Para determinar si antes de ser asesinada fue abusada sexualmente, durante la autopsia el forense tomó muestras de secreciones en sus partes íntimas, las cuales están siendo analizadas en los laboratorios de Medicina Forense de Tegucigalpa, pero ayer no dieron información oficial sobre los resultados.

En el preliminar forense hay indicios de abuso sexual, que habría sido cometido antes del día de la muerte de la pequeña.

Dolor

Leopoldo Argueta, padre de la niña:

“Yo siempre sostengo que a mi niña la mató el perro. no tengo enemigos, no entiendo quién pudo ocasionarle daño”.

DPI: Hay tres sospechosos en la muerte de Allison Argueta

Dolor e impotencia

La noticia de la muerte de Alisson Nahomy conmocionó a la población de Lepaera y del resto del país, desencadenando pesar por lo sucedido y voces pidiendo justicia para resolver el caso.

“En los últimos días he escuchado la noticia que supuestamente el perro mató a la niña, es lamentable, seguiremos esperando qué más se informa del caso”, expresó Selvin Ferrera, un vendedor de repuestos de moto que opera cerca del parque central de Lepaera.

Merlin Lara, un comerciante de la zona, manifestó que “nos hemos enterado de esta situación, es un caso complicado y extraño, no sabemos lo que realmente pasó, solo que el perro la mató. Soy padre y sé lo que puede representar perder a un hijo, esto sin duda ha consternado a Lepaera, pues nunca se había dado algo así aquí”.

La pequeña vivía con su padre, madre, tío, un niño de 12 años y una abuela.

El pitbull

Después de la muerte de la niña, Rocky fue llevado a una casa refugio. Tiene más de seis meses y era la mascota de Allison Nahomy.

Reacciones

La vocera del Ministerio Público en Tegucigalpa, Lorena Cálix, aseguró a medios de comunicación que el caso no ha estado abandonado y pidió se deje al equipo forense terminar su trabajo, puesto que aún no hay resultados concluyentes al respecto.

“Las circunstancias sobre cómo murió la niña aún están en investigación y es importante que lo sepa la familia de Nahomy, lo que existe es un preliminar que debe ser validado, es por ello que se pidió el apoyo de una mesa técnica para indagar todo y llegar a la verdad”.

Leopoldo Argueta, padre de la niña, dijo seguir creyendo que a su hija la mató un perro. “Este es un giro inesperado, pero sigo confiando en Dios, que es quien me ha dado la fuerza y hará justicia divina. Estoy dispuesto a someterme a cualquier tipo de investigación, extraño a mi hija y la amo”, exclamó ayer.

“Esperamos que todo esto se aclare por el bien del resto de la familia. Lepaera es sano, no tengo enemigos, no entiendo quién pudo ocasionarle daño a un angelito como Nahomy”, dijo el acongojado padre.

La muerte y los señalamientos contra el perro pitbull que tenía la familia en su hogar detonaron contraopiniones de la tenencia de estos animales en casa, unos en contra y otros a favor.

Defensores de animales salieron días atrás a las calles y se pronunciaron aduciendo que el problema no era la raza como tal, sino la crianza de los dueños.

Tras revelarse informes preliminares ayer, este mismo sector convocó a una marcha para pedir justicia.Bajo los lemas “Los niños no se tocan” y “Rocky es inocente”, los ciudadanos anunciaron marcha con sus mascotas.

El perro pitbull, que se supone atacó a la menor y recibió golpes después de lo ocurrido, permanece en un refugio de animales. Por su parte, instituciones como la Dirección de Niñez, Adolescencia y Familia (Dinaf) solicitaron recientemente mediante un comunicado la regulación de este tipo de perros por parte de las municipalidades.