29/11/2022
12:01 AM

Más noticias

Niño que murió apuñalado: “Deje a mi mamá, no le haga eso”

Nelly Salvador, madre de Gerardo Soriano, de 5 años, contó cómo apuñalaron a su hijo. De enero a junio han muerto de manera violenta 74 niños y adolescentes.

SAN PEDRO SULA

La tranquilidad de la aldea Macholoa, San Vicente Centenario, en el departamento de Santa Bárbara, se vio interrumpida la noche del lunes 16 de mayo, cuando un enfurecido hombre atacó a puñaladas a tres personas; entre ellas, un niño de cinco años, a quien mató.

El pequeño Gerardo Soriano Salvador fue víctima de la violencia que sufren los niños y juventud en Honduras. En los primeros seis meses del año, 74 hondureños de 0 a 18 años murieron de forma violenta, algunos de ellos en manos de conocidos o parientes.

Estadísticas

Uno de los meses más violentos ha sido mayo, con 48 asesinatos, de los cuales 45 fueron hombres y cuatro mujeres.

El último lamentable hecho ocurrió el martes 26 de julio. La justicia hondureña procesó a Álvaro Misael Ramos (de 39 años) acusándolo de parricidio.

Según las investigaciones, fue el responsable de matar a su propio hijo, un bebé de tres meses, en su vivienda en Siguatepeque.

Al pequeño Gerardo Soriano no le quitó la vida su padre, pero sí, según los primeros relatos, un hombre que cortejaba a su madre.

Nelly Salvador (de 35), madre de Gerardito, revivió los minutos de terror y entre el llanto contó a LA PRENSA cómo sucedió el violento ataque del que fueron víctimas.

Ese día regresaban de la aldea El Salitre, hizo cena y en la casa tenían la visita de Fernando Ulloa, quien, según contó Nelly, era un comensal.

“Estábamos en la sala, y Mencho, (Juvencio Hernández), porque así lo conocemos acá, entró por la cocina y con una navaja que andaba se le fue encima a Fernando y lo hirió. Mi hijo estaba conmigo en la puerta y salimos corriendo, yo le decía al niño corra, pero él me botó en la calle y me apuñaló y el niño le decía: ‘deje a mi mama, suéltela no le haga eso’, y fue ahí cuando se dio vuelta y lo apuñaló. Yo gritaba y pedía auxilio y nadie me auxilió”, recordó llorando.

Nelly, quien es madre de cuatro hijos, dijo que su hija de 11 años salía de uno de los cuartos cuando vio el ataque. Ante el miedo buscó refugio, pero al ver que el atacante seguía a su mamá corrió intentando auxiliarla; pero el agresor la hirió en una pierna.

Minutos después de la agresión, la mujer junto con su hijo de cinco años fueron llevados por unos vecinos al hospital Santa Bárbara Integrado, donde ella permaneció un mes interna, pero a Gerardito los doctores no pudieron salvarle la vida, ya que las puñaladas las recibió en el pecho.

“Yo estaba inconsciente en la cama. Cuando desperté preguntaba a los doctores por mi hijo y me decían que estaba bien, que se estaba recuperando. Una prima llegó a cuidarme y le decía que preguntara cómo estaba mi niño, y ella me decía que estaba bien. Tenía más de 15 días de muerto cuando me dijeron, yo me volví loca en esa cama, yo deseaba morir en ese momento. Decía: ‘Dios mío, prefiero estar muerta yo y no mi niño’”, dijo desconsolada.

Doña Nelly, como cualquier madre, nunca pensó que su hijo fuera a morir de esta manera, por eso pide justicia para él, no quiere que su muerte quede en vano.

“Ese hombre tiene que pagar por lo que hizo. Gerardito le gustaba pintar mucho, decía que quería ser carpintero como su hermano mayor, tenía un martillo de juguete y se ponía con unas tablas a jugar”, recordó Nelly.

Juvencio Hernández fue detenido por la Policía y se encuentra guardando prisión. Conforme a las investigaciones, Hernández atacó a Nelly por celos, pero ella negó que entre ellos existiera una relación sentimental.

Muertes violentas

De enero a junio 74 niños y niñas de 0 a 18 años murieron de forma violenta, de acuerdo con los datos de la Coordinadora de Instituciones Privadas pro las niñas, niños, adolescentes, Jóvenes y sus Derechos (Coiproden).

Además registran 224 homicidios de jóvenes de 19 a 30 años, lo que suma un total de 298.En el primer trimestre en Honduras, mataron a 41 niñas y niños en un rango de 0 a 18 años, y 117 entre 19 y 30 años.

De abril a junio murieron 33 niños y niñas de entre 0 y 18 años, y 107 de 19 a 30 años. De los 298 homicidios de niños y jóvenes, 83 ocurrieron en Cortés, 80 en Francisco Morazán, 19 en Olancho, 19 en Yoro y 13 en Choluteca.

Wilmer Vásquez, director ejecutivo de Coiproden, explicó que hacen un monitoreo mensual en medios de comunicación de muertes violentas de niñez y juventud en Honduras.

“En lo que va de este año hemos tratado de llevar un recuento de cuántas muertes violetas se están suscitando y hemos concluido que entre 40 y 50 personas menores de 30 años de edad están pediendo la vida en Honduras al mes. Cerramos junio con un total de 298 muertes violentas de niñez y juventud, de las que 74 son de menores de 18 años y 224 son de jóvenes de entre 19 y 30 años”, detalló.

Vásquez considera que en Honduras la niñez y la juventud están siendo asesinadas y es un problema que se ha venido arrastrando y profundizando desde 2009.

Su padrastro

Estefany Siloé Dubón Gonzales, con apenas de 18 meses, fue víctima de la violencia. La pareja sentimental de su mamá María Luisa Gonzales le propinó una brutal golpiza hasta matarla.

El hecho ocurrió el 18 de mayo en el municipio de Choloma. El supuesto homicida, identificado como Kevin Arévalo, aún es buscado por la Policía.

La bisabuela de la niña fallecida contó a LA PRENSA que su nieta María Luisa se separó del papá biológico de Estefany y tras varios meses conoció por Facebook a Arévalo y decidió hacer vida marital con él, llevándose a su hija.

La joven madre de 22 años residía en la colonia Nuevos Leones del Bosque, Puente Alto, Puerto Cortés, y se fue a vivir a Choloma.

“Ella se contradijo toda con lo que pasó con la niña. A nosotros nos avisaron que estaba muerta y ella no decía lo que en realidad había pasado. Decía que la niña estaba en un hospital de Santa Cruz, después que en Choloma y hasta que mi nuera le dijo que le preguntara al médico cómo estaba y que si la niña estaba muerta y no la traía íbamos a llegar con la Policía”, relató.

Recordó que su nieta traía a la niña “guindada, envuelta, como que traía un animalito. Yo se la quité y la vi toda golpeada y morada, tenía golpes en la cabeza, arañones en el cuello, golpes en el pecho”, lamentó la señora.Después de la muerte de la pequeña no han vuelto a saber nada de María Luisa Gonzales.

Las macheteó

El 2 de julio, en la pintoresca y tranquila aldea San Juan, municipio de San Luis, Santa Bárbara, un celoso hombre atacó a machetazos a su pareja, quien sostenía en sus brazos a su bebé de seis meses.Las víctimas fueron identificadas como Cindy Enamorado (de 25) y la pequeña Nahomy Barahona.

El crimen fue perpetrado por Adalid Sagastume (de 65), quien fue capturado por la Policía en una zona montañosa de la aldea La Barca. El sexagenario confesó que había matado a madre e hija por celos y que andaba ebrio.

“Sí, la maté y fue por celos, yo vivía con ella, la quería y ahora me arrepiento”, dijo. El hombre está preso en el penal de El Progreso, Yoro.

Pobladores de la zona relataron que Cindy Enamorado era pareja del sobrino de Adalid Sagastume, por lo que posteriormente comenzó una relación con el hechor; pero el día que ocurrió el ataque ella estaba dándole comida a un pariente de la dueña de la casa donde vivía, momento en el que el enfurecido hombre entró y la macheteó, causándoles a ambas la muerte de manera inmediata.

Aún no aparecen

La madre de Samir Aguilar Guifarro (de 18) y Kevin Aguilar Guifarro (de 17) sigue esperando poder hallar los cuerpos de sus hijos, ya que los malvivientes solo dejaron las cabezas en una calle solitaria.

Casos de impacto

Estefany Siloé Dubón. Edad: 18 meses. Lugar del hecho: Choloma.

18 de mayo de 2022. Detalle del caso. La niña Estefany Siloé Dubón, de 18 meses, fue ultimada a golpes por su padrastro. Sus familiares exigen justicia.

Nahomy Barahona Enamorado.Edad: 6 meses. Lugar del hecho: San Luis, Santa Bárbara.

2 de julio de 2022.Detalle del caso. En la comunidad de San Juan, San Luis, Santa Bárbara, murió de varios machetazos Cindy Enamorado y su bebé de seis meses.

Alisson Naomy Argueta. Edad: 9 años. Lugar del hecho: Lepaera, Lempira.

8 de junio de 2022.Detalle del caso. En información inicial se dijo que la pequeña fue atacada por un pitbull, pero dictamen forense indica que la asesinaron.

Samir y Kelvin Aguilar Guifarrro. Edad: 18 y 17 años. Lugar del hecho: San Pedro Sula.

13 de junio de 2022.Detalle del caso. Las cabezas de dos hermanos fueron encontradas en una calle de la colonia Ade de Choloma. Aún no hallan los cuerpos.

Hilda Suyapa y Misael José Orellana. Edad: 14 años y 11 años. Lugar del hecho: El Paraíso, Copán.

16 de junio de 2022. Detalle del caso. Los hermanos fueron hallados muertos en unos matorrales en una finca en El Paraíso, Copán, con signos de violencia.