Tegucigalpa, Honduras.

El incendio producido en el municipio de Guanaja dejó en evidencia la necesidad e importancia de contar con una estación del Cuerpo de Bomberos en las zonas con más densidad poblacional.

El heroico y benemérito Cuerpo de Bomberos de Honduras es una institución que se fundó entre 1955 y 1958 con el objetivo de ejecutar actividades de protección civil, prevención y combate a incendios, búsquedas, salvamentos y socorros públicos.

Sin embargo, en el país solo existen 44 estaciones (17 subestaciones) en la misma cantidad de municipios. Esto representa que solo el 15% de 298 de los municipios en Honduras cuentan con una estación de Bomberos para tener una respuesta inmediata ante algún tipo de emergencia que pueda ocurrir, incluso hay departamentos que solo poseen una estación para toda su población.

Ejemplo de ello es el departamento de Intibucá, que solo cuenta con una estación para 255,658 personas.

El Paraíso es otro ejemplo. El departamento solo tiene la estación que está ubicada en Danlí para dar respuesta a 480,700 personas que habitan el municipio, según las cifras del Instituto Nacional de Estadística (INE). La Paz (217,204 personas), Lempira (351,652 personas), Ocotepeque (159,816 personas), Gracias a Dios (100,304) y Choluteca (464,372 personas) son otros departamentos que solo tienen una estación para responder ante las emergencias de las zonas.

Los que sí. El departamento de Cortés destaca por la preparación de sus municipios contando con los servicios de los Bomberos. Ocho de sus 12 municipios cuentan con el servicio de la brigada de Bomberos.

En Francisco Morazán, en cuatro municipios, incluido el Distrito Central, hay una estación de Bomberos.

Sobre los municipios turísticos del país destacan Trujillo, Copán Ruinas, Omoa, Puerto Cortés, Valle de Ángeles, Tela, La Ceiba, Roatán, Santos Guardiola, San Lorenzo, Comayagua, Gracias, La Esperanza, Santa Rosa de Copán. Sin embargo, otros lugares considerados como municipios turísticos por la Cámara Nacional de Turismo de Honduras (Canathurh) no tienen el servicio por ejemplo: San Marcos de Colón, Yuscarán, Ojojona, Cedros, San Pedro de Zacapa, Santa Lucía y Yamaranguila.

Responsabilidad. Carlos Cano, presidente de la Asociación de Municipios de Honduras (Ahmon), dijo que no precisamente por lo que sucedió en Guanaja es necesario que la mayoría de municipios en el país tengan una estación, aunque es preferible que sí haya.

“Es una muestra más de la necesidad que hay de que exista la brigada de Bomberos, bien equipadas en todos los municipios”, declaró el alcalde de Campamento.

Cano señaló que para lograr esto conlleva una responsabilidad de los ciudadanos de pagar lo que corresponde a la cuota de Bomberos, ya que esto está establecido en el plan de arbitrios de cada municipalidad y donde se transfiere el 90% de lo recaudado. “Es momento de platicar con Gobernación o con el comandante de los Bomberos, para poder ayudar a que se pueda establecer las estaciones de Bomberos en la mayoría de municipios, hay que ver la demanda de unidades, de personal que se requiere para dar respuestas inmediatas para situaciones de emergencia como las que se dieron en Guanaja”, finalizó.