Más noticias

Listos centros de acopio para recibir donaciones

Diario LA PRENSA, Cámara de Comercio y Fundación Mhotivo trabajan en la recolección de materiales de construcción para los afectados por el incendio

San Pedro Sula, Honduras.

Los pobladores de la isla de Guanaja han sentido la solidaridad de los hondureños y la respuesta inmediata de las autoridades para levantarse de la tragedia.

Las historias son muchas, todas impregnadas de dolor, tristeza e incertidumbre.

Centenares de familias perdieron su patrimonio, muchos negocios consumidos por el fuego, feligreses que quedaron sin su iglesia, estudiantes sin sus útiles y uniformes.

¿Dónde llevar donativos?

En SPS, las donaciones pueden hacerse llegar a la Fundación Mhotivo en la prolongación del bulevar de la colonia El Periodista frente a la Pedagógica.

En Tegucigalpa, las donaciones pueden llevarse a las oficinas de El Heraldo en la colonia Loarque, salida al sur, frente a Ferromax.

Mientras los pobladores levantan los escombros y se preguntan qué originó el siniestro, los cuerpos de contingencia calculan las pérdidas y definen qué tipos de diseño utilizarán para construir las viviendas.

Las llamas arrasaron con el 40% del cayo. La iglesia y 90 casas fueron destruidas y 137 resultaron con daños.

El subcomisionado de la Secretaría de Gestión de Riesgos y Contingencias Nacionales (Copeco), Óscar Mencía, señaló que para reconstruir el cayo de Guanaja se necesitan unos mil millones de lempiras.

“Se tiene que hacer un trabajo integral, buscar otro tipo de material de construcción para las casas que no sea madera y que la población ya no viva hacinada, apiñada.

Tenemos que buscar también un mecanismo de evacuación” en caso de otro incendio u otro tipo de fenómenos que pueden afectar la isla.

El subcomisionado agregó que la reconstrucción es un proceso, no es de la noche a la mañana que se va a lograr.

“Esto comienza desde el diseño, se trabajará con la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (Unah), vamos a trabajar con los ingenieros para que nos hagan un diseño de las casas, que pueden ser verticales”, indicó Mencía.

Cronología

2 de octubre. Un incendio de grandes proporciones se originó en la isla de Guanaja a las 3:00 am en medio de la zozobra y el pánico de la población.

2 de octubre. Se luchó durante 14 horas para apagar el fuego, luego en labores de enfriamiento y se comenzó la asistencia a las personas que resultaron afectadas por el incendio ocurrido en la madrugada.

3 de octubre. Autoridades inspeccionan la zona dañada y calculan las pérdidas que causó el siniestro. El 40% del cayo quedó afectado. 90 casas resultaron destruidas y 135 quedaron dañadas.

4 de octubre. El pueblo sigue dando ayuda, y los cuerpos de socorro se ocupan de trasladarla a la isla. Los bomberos finalizan su labor.

Campaña

Conscientes de la magnitud de la tragedia y con la certeza de que es el momento de darles una mano a los afectados de la isla para que Guanaja resurja, Grupo Opsa a través de los diarios LA PRENSA y El Heraldo, el canal de televisión Gotv, y el aporte de sus aliados estratégicos, la Cámara de Comercio e Industrias de Cortés (CCIC) y la Fundación Más Hondureños teniendo identidad, valores y orgullo (Mhotivo) unen esfuerzos para ayudar en las labores de reconstrucción.

Oneida Maldonado, de la Fundación Mhotivo, dijo que ya están recibiendo las donaciones en las instalaciones en la colonia El Periodista,de San Pedro Sula.

En dicho centro de acopio se están recolectando materiales de construcción como cemento, varillas, bloques, láminas, martillos, lavadores de cocina, lavamanos, Rotoplast o tanques para almacenar agua.

A las empresas que darán su respaldo a través de esta campaña se les extenderá la constancia de donación requerida por el SAR. “Ellos solo deberán proporcionar los datos correspondientes para que se pueda procesar la constancia”, indicó Maldonado.

El presidente de la Cámara de Comercio e Industrias de Cortés, Eduardo Facussé, destacó la nobleza de los hondureños al decir siempre presente ante tragedias como la de Guanaja.

“Aplaudimos los esfuerzos que desde el sector privado y el público se están haciendo para llevar ayuda a los más de 2,500 compatriotas afectados por el incendio. Reconocemos que es necesaria la unidad de todos para que las familias damnificadas puedan volver a sus casas, por eso invitamos a las empresas y a la ciudadanía para que apoyen esta iniciativa de reconstruir las viviendas consumidas por el fuego.

La prioridad debe ser que estas personas recuperen sus casas, puntualizó Facussé.

Rescate marítimo

Para poder controlar el incendio que tuvo una duración de 14 horas fue necesario lanzar 325 descargas de agua en helicópteros de las Fuerzas Armadas, más el apoyo de 12 patrullas, cuatro lanchas rápidas, dos buques logísticos y dos helicópteros, así como la ayuda individual de cada uno de los afectados que miraban cómo sus pertenencias se esfumaban ante las imponentes llamas de fuego. Fueron 500 evacuados a través de la vía marítima.