10/08/2022
08:03 AM

Más noticias

El turismo en Guanaja sigue activo a pesar del incendio

Los principales sitios turísticos y el sector hotelero no sufrieron daños durante el siniestro. Autoridades locales llaman a visitar la isla durante el feriado morazánico

Guanaja, Islas de la Bahía.

El drama de los centenares de familias que lo perdieron todo en el incendio en Guanaja contrasta con el ambiente de turismo que se vive en la paradisiaca isla. Y es que los principales sitios turísticos y los aproximadamente 15 hoteles que hay en la zona no sufrieron daños durante el siniestro.

Por eso las autoridades locales llaman a visitar Guanaja durante el feriado morazánico. Las reservas hoteleras “están buenas”, según el empresariado local. “Hoy más que nunca los turistas deben visitar Guanaja. Hacer un turismo de solidaridad para que la isla se recupere económicamente después del incendio”, recomendó Ricardo Merren, presidente de la Cámara de Comercio de Islas de la Bahía.

“Estamos trabajando en la reconstrucción de la isla, pero a la vez invitamos a los turistas a venir, ya que en lo que respecta al turismo todo está normal”, dijo el alcalde Spurgeon Miller.

Infraestructura

Guanaja está formada por dos islas; la más grande es donde se concentra el turismo y las mejores playas. Aquí puede practicar el kayak, snorkel y el buceo; asimismo, excursiones por manglares y montañas vírgenes.

La más pequeña conocida es como El Cayo Bonnacca, donde ocurrió el incendio. Aquí es donde reside la mayoría de los isleños, alrededor de cuatro mil de los seis mil habitantes que viven en los 19 kilómetros cuadrados. En El Cayo Bonnacca es donde se concentra el comercio y las instituciones del Estado. Aquí está la alcaldía, el Correo, Hondutel, Migración y los juzgados, entre otras. En esta zona también hay tres hoteles: el Rosario, Miller y el Alexander. Hay tres centros educativos públicos: el centro de prebásica Pedro Nufio, la escuela Cristobal Colón y el colegio Enma Romero. Todas esta infraestructura se alberga en la parte sur de El Cayo, por lo que no sufrieron daños, ya que el incendio ocurrió en la parte noroeste.

El único centro educativo que se vio parcialmente afectado fue el Adventista. El edificio de tres pisos sufrió daños en el auditorio, el área de laboratorio de ciencias naturales y de computación.

La iglesia adventista que se encuentra contigua al colegio logró salvarse de las llamas. No así la capilla Nuestra Señora del Rincón que quedó destruida por las llamas, al encontrarse en el epicentro del incendio, así lo dio a conocer el padre Norberto Marroquín, párroco de la comunidad insular Inmaculado Corazón de María.

Carlos Flores es el director distrital de Educación de Guanaja y aseguró que trabajan en actualizar un censo para determinar cuántos estudiantes se encuentran damnificados.

“Estamos tratando de hacer una lista de los estudiantes que resultaron afectados. Creemos que hay alrededor de 250 alumnos que residían en esas casas y que lo perdieron todo, como sus cuadernos, sus libros y sus herramientas para estudiar en línea”, dijo Flores.

Algunos de estos centros educativos están siendo utilizados como albergues para las familias damnificadas.