San Pedro Sula, Honduras.

El niño Emerson Roberto Banegas (de 11 años), quien resultó herido de bala en una emboscada perpetrada por varios delincuentes al vehículo en el que iba el menor con su padre y otros familiares, murió ayer en el hospital Mario Rivas.

Las autoridades policiales informaron que el cuerpo del pequeño fue reconocido en la morgue del hospital Mario Rivas ayer a las 5:00 am.

Con la muerte del menor ya son dos víctimas mortales que dejó el suceso. El martes que se dio el hecho en la carretera que conduce a la aldea El Triunfo de Trujillo, Colón, murió un tío del niño de nombre Rodolfo Banegas.

En la relación de hechos dada a conocer por las autoridades policiales se establece que el martes a eso de las 6:30 am el niño iba con su papá y su tío en un pick-up rojo a ordeñar unas vacas que son del padre del infortunado menor.

Los ocupantes del carro fueron emboscados por una banda de delincuentes que intentaron asaltarlos y les dispararon en reiteradas ocasiones. Emerson Roberto quedó herido y lo llevaron al hospital de Trujillo, pero después lo refirieron al hospital Mario Rivas, donde murió ayer.

Las autoridades policiales hasta ayer no tenían pistas de los autores del crimen del niño y su tío Rodolfo.

El cuerpo del menor lo retiraron de la morgue sus parientes ayer.