01/07/2022
07:10 AM

Más noticias

Corredor de caballos muere por golpiza de aficionados

Salió herido al accidentarse en su carro cerca del estadio Morazán el día de la final, y seguidores del Olimpia lo atacaron creyendo que era de la barra contraria.

San Pedro Sula, Honduras.

Un reconocido corredor de caballos de Urraco Pueblo, en el departamento de Yoro, murió la noche del martes en el hospital Mario Catarino Rivas después de recibir una golpiza el pasado jueves 23 de diciembre por aficionados del equipo Olimpia.

La víctima fue identificada como Denis Amaya, originario de Urraco Pueblo, quien, según conocidos, ese día viajó a San Pedro Sula junto con un grupo de amigos para comprar un vehículo; pero cuando circulaban por el estadio Francisco Morazán fueron impactados por otro carro que iba de emergencia con una menor de edad herida de bala en el enfrentamiento de las barras de Olimpia y Real España.

Imágenes: Pánico y descontrol en una noche de terror en el estadio Morazán

En el hecho resultaron dos personas heridas a causa del accidente, por lo que Denis Amaya fue subido a una ambulancia, pero, conforme relataron testigos, miembros de la barra del Olimpia lo confundieron con un aficionado del equipo contrario, por lo que abrieron la ambulancia y le dieron una brutal golpiza en la cabeza y hasta en los genitales con un tubo.

Del accidente, Amaya solo tenía lesiones leves, pero los atacantes lo agredieron hasta con barras de hierro, por lo cual al ser trasladado de emergencia al hospital ya iba en estado delicado y el martes murió después de estar seis días grave.

Familiares llegaron ayer a Medicina Forense para reclamar el cadáver, quienes lamentaron el hecho, ya que el joven estaba casado y deja un hijo pequeño. Piden justicia porque Denis solo era víctima de un accidente vehicular y fue confundido por miembros de la barra.

De interés: Final del fútbol de Honduras estuvo manchada por la violencia

El cadáver de Amaya fue trasladado a su natal Urraco, donde era muy querido por los pobladores, ya que era miembro del club hípico de la zona.

Del enfrentamiento de las barras de los equipos antes mencionados en la gran final realizada en el estadio Francisco Morazán, otras 12 personas resultaron heridas, pues algunos aficionados usaron hasta armas de fuego.