25/09/2022
03:50 PM

Más noticias

Investigan a estadounidense por muerte de joven en su vivienda en Trujillo

Se investiga si ella murió a golpes. El cadáver fue llevado a la morgue para determinar la causa de su muerte.

Trujillo, Colón.

Boca arriba y con señales de haber sido golpeada hallaron el cuerpo de la joven Rixy Suyapa Ponce Matute.

El hallazgo se produjo la tarde del jueves en una vivienda tipo cabaña propiedad de un extranjero, que está siendo investigado por la muerte de la jovencita. La casa está ubicada frente a unos hangares del campo de aviación de Trujillo, Colón.

La información preliminar proporcionada por la Policía Nacional de la zona establece que en la casa donde fue hallada Rixy Suyapa Ponce Matute reside un estadounidense, quien es el principal sospechoso para las autoridades.

La Dirección Policial de Investigación (DPI) detuvo al ciudadano para iniciar con las indagaciones del homicidio. Como el extranjero no habla español, fue necesaria la intervención de un traductor para poder tomarle declaración. “Según se sabe, la muchacha visitaba la casa del extranjero. Él fue llevado a las oficinas de la DPI para la indagatoria”, dijo el comisario Cristóbal Muñoz, jefe policial de Trujillo.

El cadáver fue llevado a la morgue de Tocoa para la autopsia de ley, como una muerte homicida pendiente de investigación. El informe preliminar señala que la joven tenía golpes en la cabeza y el estómago.

Rixy Ponce era una madre soltera que deja tres hijos menores. Hace unos años trabajó en una radio local como comunicadora social. La joven era muy activa en redes sociales y tenía muchos seguidores, en donde mostraba sus atributos físicos en bailes. En uno de sus videos donde aparece bailando lo acompañó con el siguiente texto: “Dicen que las penas se alejan cuando estas bailando. Por eso siempre me verán bailando”.

Según datos del Centro de Derechos de Mujeres, de enero a junio 149 mujeres han muerto de forma violenta en Honduras. El 52.3 % de las mujeres han perdido la vida por heridas de arma de fuego. El 40% de estas muertes se registraron en Cortés y Francisco Morazán.