San Pedro Sula, Honduras.

Ángel Manuel Orellana, un hondureño de la tercera edad, se salvó este miércoles de morir devorado por cuatro perros de la raza pitbull que lo atacaron y dejaron mal herido.

El suceso se registró a eso de las 7:00 am cuando Orellana (de 68 años) caminaba por la 12 calle y 2 avenida del barrio Las Acacias de San Pedro Sula.

LEA: Perros rottweiler matan a niña en San Pedro Sula

A esa hora, un vecino del sector que iba a trabajar abrió el portón de su garaje para sacar su vehículo, cuando de pronto 4 canes se escaparon de su casa y se abalanzaron contra don Ángel.

Los animales comenzaron a morder al transeúnte en todo su cuerpo, provocando hasta la amputación de su oreja izquierda.

Foto: La Prensa

El señor fue atendido por una ambulancia del 911.
Afortunadamente otra persona iba pasando por el lugar, por lo que pudo auxiliar al señor. Posteriormente se llamó al 911 y una ambulancia trasladó al afectado hasta el hospital Mario Catarino Rivas de la ciudad.

Julia Sánchez, relacionadora pública del hospital, informó que Ángel Manuel Orellana sufrió mordidas en todo su cuerpo y que las lesiones más fuertes las recibió en sus cuatro extremidades y el rostro, pero que afortunadamente se encuentra fuera de peligro.

Las heridas son de 7 hasta 10 centímetros. Sánchez agregó que como lo indica el protocolo de atención en estos casos, el afectado fue vacunado para evitar cualquier infección.