26/02/2024
03:15 PM

Guardia fingió secuestro para pagar la cuota de su moto

Un guardia de seguridad confesó que estaba fingiendo su propio secuestro en Tegucigalpa luego de que la Policía lo encontrara sano y salvo.

Tegucigalpa, Honduras.

La Dirección Policial de Investigaciones (DPI) puso bajo arresto a un guardia de seguridad que fingió su propio secuestro con el fin de estafar a su propia familia en Tegucigalpa.

Todo quedó al descubierto cuando un equipo de expertos asignados a la Unidad Nacional Antisecuestro (UNAS) logró ubicar el paradero del celador, quien fue “rescatado” sano y salvo en la ciudad.

La presunta víctima, que luego se volvió sospechoso y detenido, es un guardia de seguridad, de 37 años, originario y residente en el barrio Los Profesores de Comayagüela en Francisco Morazán.

Días antes, la familia interpuso una denuncia ante las autoridades de la DPI informando sobre el “secuestro”, por lo que agentes procedieron a investigar y, a medida que el caso avanzaba, los entes policiales comenzaron a notar inconsistencias en la versión proporcionada y evidencias que contradecían la vialidad de un verdadero secuestro.

Confesión del guardia de seguridad

A raíz de las labores investigativas se pudo determinar que se trataba de una simulación de infracción inexistente, logrando ubicar al sujeto en la colonia La Joya de la capital, quien se encontraba oculto en su afán de lograr su propósito de recolectar la suma de dinero.

Gracias a pruebas técnicas y científicas, los agentes policiales lograron verificar que no se trataba de un secuestro, ya que el mismo era quien realizaba las exigencias económicas a su familia y al ser consultado manifestó que lo hacía para poder saldar el pago de una motocicleta y otras deudas que tenía al pendiente.