03/03/2024
06:36 PM

Sofía Medina hasta retiró dinero de casos de sus compañeros

  • 01 diciembre 2023 /

La fiscal fue enviada anoche a la cárcel y el juez fijó la audiencia inicial para este domingo 3 de diciembre a las 9:00 am. Una solicitud de devolución destapó la millonaria extracción.

SAN PEDRO SULA

El reclamo legal de 63,000 dólares decomisados en 2016 dejó al descubierto la extracción de más de 88 millones de lempiras -en un inicio se manejó que habían sido 63 millones- a manos supuestamente de la fiscal Francia Sofía Medina de la bóveda del Banco Central de Honduras (BCH), donde estaban depositados como evidencia.

La fiscal Medina fue detenida por la Agencia Técnica de Investigación Criminal (Atic) el miércoles pasado en su casa en la colonia Valle del Sol tras un allanamiento.

Esas acciones fueron tomadas luego de que el abogado privado René Altamirano presentara una solicitud de devolución de 63,000 dólares que le habían decomisado a su representada Susan Lee Hendrickson, quien había sido sobreseída de forma definitiva, pues demostró la legalidad del dinero.

Dólares embalados y lujosa camioneta: lo que no se supo sobre Sofía Medina

“Presentamos la solicitud del dinero, nos dijeron que estaba en las bóvedas del Banco Central y nos convocaron hace tres días para decirnos que el dinero había sido devuelto”, afirmó el abogado a medios de comunicación en referencia a que el efectivo había retornado a su propietario, pero en realidad había sustraído por alguien.

En efecto, esos 63,000 dólares fueron parte del millonario monto retirado en mayo de 2022 por la fiscal Medina.

Pruebas

La Fiscalía, luego de haber terminado la diligencias de investigación, presentó anoche el requerimiento fiscal ante el juzgado penal en contra de Medina, a quien remitieron a prisión tras decretársele detención judicial al ser presentada en audiencia de declaración de imputado. Previamente, la autoridad había solicitado una ampliación para mantenerla en detención preventiva.

La ampliación se debió a que la búsqueda de indicios en la casa de la fiscal Francia Medina se prolongó hasta ayer a las 5:00 de la tarde. En la residencial decomisaron dinero en dólares y en lempiras, que fueron retirados del Banco Central y que aún estaban embalados (envueltos en plástico), pues habían sido dados en custodia.

También le decomisaron expedientes de algunos casos que llevaba la Fiscalía, así como documentos que eran parte de pruebas en casos de crimen organizado.

Capturan a fiscal acusada de sustraer más de L63 millones del Banco Central de Honduras

Entre sus pertenencias personales había joyas, mientras que en la casa -valorada en 2.4 millones de lempiras- estaban dos carros, una camioneta y un vehículo turismo, valorados en 2.1 millones de lempiras.

Como parte del proceso acusatorio a la fiscal le aseguraron esa vivienda en Valle de Sol y los dos vehículos, así como una casa que había construido en Comayagua y tres terrenos que tiene en esa misma ciudad.

También entrará al proceso de privación de dominio un inmueble de la familia de Medina, pues indican que había sido remodelado supuestamente con dinero sustraído del Banco Central.

En total, los agentes recolectaron durante el allanamiento unos 30 indicios que servirán para las pruebas que serán presentadas en la audiencia inicial, fijada para el próximo domingo, 3 de diciembre, a las 9:00 de la mañana.

Otras de las pruebas que presentarán serán las actas firmadas por la fiscal Medina y que ella misma llenó para hacer los retiros de dinero del Banco Central.

Según la acusación del Ministerio Público, la agente fiscal extrajo 88 millones de lempiras (evidencias en dólares) del Banco Central de Honduras. La Fiscalía en un inicio cifró en 63 millones el monto retirado, pero ayer actualizó el dato, sumando otros 25 millones.

La fiscal realizó los retiros en los últimos dos años, pero desde julio de este 2023 solicitó incapacidad. Pese a su incapacidad médica por problema de estrés, hizo otros dos retiros de dinero.

Puestos

Francia Sofía Medina comenzó su carrera en el Ministerio Público en 2014, ocupando su primer puesto en la desaparecida Fuerza Interinstitucional Nacional (Fusina) en La Paz.

Durante ese tiempo, la fiscal Medina denunció al coordinador de la Fiscalía de Comayagua por hostigamiento sexual.

Luego de haber solicitado un traslado, ella fue asignada a la Fiscalía de turno en 2016, donde permaneció unos meses.

En ese mismo año fue asignada a la Fiscalía Especial contra el Crimen Organizado (Fescco), donde llevó muchos casos de lavado de activos, tráfico de drogas y asociación para delinquir.

Red

Estando en la Fiscalía contra el Crimen Organizado, entre 2021 y 2022, Medina comenzó a solicitar la devolución de dinero que estaba en evidencia en el Banco Central de los casos que ella llevaba en expediente, así como de procesos a cargo de otros compañeros.

En la diligencias que han realizado los agentes de la Atic se confirmó que han tomado declaraciones a otros fiscales que llevaban casos de extorsión y lavado de activos, pues presumen que de sus expedientes la fiscal retiró el dinero de evidencias.

Para los investigadores, la imputada estaba confabulada con otras personas dentro del Ministerio Público para lograr hacer los millonarios retiros en dos años.

De forma pública solo se ha conocido de 63,000 dólares, procedentes de un decomiso en 2016, que fueron sacados en mayo de 2022 por la fiscal Medina, pero el Ministerio Público aún no da a conocer de forma específica cuáles expedientes fueron afectados.

Abogados consultados explicaron que la fiscal pudo haber extraído con facilidad el dinero de imputados que fueron declarados culpables. Ese dinero y el expediente tuvo que haberlo remitido a privación de dominio.

Potestad

Medina tenía la potestad legal de hacer los retiros de dinero en el Banco Central con oficios realizados por ella misma, pero debía tener al menos dos autorizaciones de rango superior.

Según el procedimiento actual que siguen los fiscales, sobre todo los asignados a la Fiscalía contra el Crimen Organizado, el dinero incautado es llevado al Banco Central, donde es mantenido en una bóveda.

Claves para la entrega

1- El dinero, tras ser decomisado, es llevado por el agente policial que participó en el decomiso con un acta de la cadena de custodia y lo entrega al gerente del Banco Central o la persona que designe, que en muchos casos es el asesor legal. Siempre está acompañado del fiscal.

2- Para devolver el dinero, el fiscal con un oficio procede a ordenar la devolución del mismo, pero el documento primeramente es remitido al coordinador de la Fiscalía para que lo ratifique o lo revoque. La respuesta debe ir firmada por el coordinador de la Fiscalía de Tegucigalpa.

3- El fiscal, con el documento firmado por sus jefes, hace un oficio para que den fecha y hora para proceder con el retiro del dinero dirigido al Banco Central. Al llegar al banco, el fiscal entra a un lugar sin celular y abre marchamos. Después se cuenta el dinero y es entregado con un acta al fiscal.

El dinero, principalmente el decomisado en aeropuertos, es llevado a dicha institución porque hay probabilidades de que el imputado demuestre la legalidad durante el proceso judicial.

El efectivo, tras ser decomisado, es llevado por el agente policial que participó en el decomiso con un acta de la cadena de custodia y lo entrega al gerente del Banco Central o la persona que designe, que en muchos casos es el asesor legal.

El agente siempre va acompañado del fiscal que llevará la acusación.

En caso de que al acusado al final del proceso penal le den un sobreseimiento provisional o definitivo tiene que pagar una multa de la cuarta parte del valor decomisado como sanción por no haber declarado el dinero transportado.

Sin embargo, para devolver el dinero, el fiscal debe tener la sentencia final y el abogado defensor tiene que presentar el recibo del pago de la multa.

El fiscal, con un oficio, procede a ordenar la devolución del dinero, pero el documento debe ser remitido al coordinador de la Fiscalía para que lo ratifique o lo revoque.

Este, a su vez, emite otro auto o contestación de afirmación o negación y siempre es firmado por el jefe de la Fiscalía Especial contra el Crimen Organizado de Tegucigalpa, por lo que lleva tres autorizaciones.