04/02/2023
11:30 AM

Más noticias

Crimen pasional: la hipótesis principal en muerte de Génesis y Cinthia en La Lima

  • 14 noviembre 2022 / 20:13 PM /

El chofer del taxi que aparece en un vídeo a la hora que las mataron se presentó y declaró que las fue a dejar porque eran sus clientas.

San Pedro Sula, Honduras.

Las indagaciones del crimen de Cinthia Carolina Castro Castañeda y Génesis Nasareth Cerrato Montes tienen como primera hipótesis el móvil pasional, según las pesquisas preliminares de las autoridades de la Policía.

A las dos jovencitas las asesinaron la madrugada del domingo en la colonia Los Maestros. Cinthia Carolina (de 26 años), hija del pastor evangélico Roberto Cerrato, y la bailarina Génesis Nasareth (de 19 años), fueron atacadas por pistoleros frente a la casa de la primera.

Las autoridades policiales informaron que la otra hipótesis que se maneja es que las ahora occisas vivían en una zona de La Lima que es de dominio de la Mara Salvatrucha y en el lugar de la fiesta en la aldea San Juan a la que asistieron el sábado es territorio de la Pandilla 18.

Regístrese para activar su cuenta Premium en LA PRENSA

Se informó que en la zona donde se dio el crimen hay cámaras de seguridad con cuyos vídeos esperan observar el recorrido de la motocicleta en la que se conducían los homicidas de las jovencitas. Las autoridades indicaron que el domingo se presentó a las instalaciones de la Dirección Policial de Investigaciones (DPI) el conductor del taxi que aparece en un vídeo transitando en la zona a la hora que asesinaron a las jovencitas.

Además

Las autoridades policiales indicaron que los vídeos captados por las cámaras de seguridad ayudarán en las indagaciones del crimen.

Se informó que el taxista se le tomó declaración y relató que las dos jóvenes eran sus clientes y él siempre les daba el servicio de transportarlas. Al ruletero solo le tomaron su declaración y no fue detenido.

Genesis Nasareth Cerrato fue enterrada ayer a eso de las 10:00 am en un cementerio de El Progreso, Yoro, y a su amiga Cinthia Carolina Castro la sepultaron en horas de la tarde en un cementerio de La Lima. Olivia Castañeda, madre de Cinthia Carolina, dijo que “me la asesinaron, horrible, me duele lo que me le hicieron a mi niña”. “Los sueños de ella era que un hermano (que vive en Estados Unidos) la iba a mandar a traer con sus dos niños. En enero nos íbamos con ella porque desde el año pasado que la despidieron del trabajo no había podido conseguir empleo”, manifestó.

El doble crimen ha causado consternación en las familias dolientes.

Refirió que su hija era una emprendedora que luchaba vendiendo ropa para mantener a sus hijos. Doña Olivia expresó que su hija, quien tenía tres meses de embarazo, era alegre, simpática y muy querida en la colonia, cuyos vecinos “están muy apesarados con su muerte”. “Nosotros pedimos que se aplique la justicia terrenal y la justicia divina”, expresó doña Olivia.