25/11/2022
12:54 AM

Más noticias

Expulsó de su bar a un vendedor de drogas: hipótesis tras asesinato de joven en Tocoa, Colón

Un taxista que fue hallado con presunta droga es sospechoso del crimen.

Tocoa, Honduras.

Mauricio Rivas Recarte fue hallado ayer, domingo, enterrado en el patio de una casa situada en la colonia Norteña del municipio de Tocoa, Colón, y la Policía Nacional ya maneja algunos hipótesis en torno a su muerte.

De acuerdo con la información preliminar, el crimen se produjo días después de que el joven bartender expulsara de su negocio a un vendedor de drogas.

Él era hijo de un abogado y una doctora que fue candidata a diputada por el Partido Nacional. La desaparición de Mauricio ocurrió el 14 de septiembre de 2022 cuando salió de su apartamento, dijo su familia.

Presuntamente, ese día, una mujer lo llamó por teléfono para pedirle tener relaciones sexuales y lo condujo a su casa, pero se trataba de una trampa para acabar con su vida.

La Policía ubicó la casa en donde se suscitó el crimen y detuvo a varias personas, entre ellas, a un hombre que trabaja como taxista y que tenía en su poder algunas onzas de cocaína. También se apresó a una dama, la supuesta novia de la víctima.

“Estas personas ya fueron puestas a órdenes de las autoridades competentes por tenencia ilegal de armas de fuego, privación de la libertad y asesinato”, explicó a varios medios de comunicación el oficial Ángel Herrera.

Por otro lado, la Policía informó que hoy se hará la exhumación del cadáver. El joven emprendedor será llevado por Medicina Forense para ser sometido a una autopsia y así determinar cómo lo mataron.

Cifras de la violencia en Honduras

De acuerdo con las autoridades, la tasa homicidios en Honduras, una de las mayores de América Latina, pasó de 38,9 asesinatos por cada 100.000 habitantes en 2020 a 41,7 en 2021, aunque proyectan una disminución en 2022.

“El crimen organizado continúa afectando a la sociedad hondureña y obliga a muchas personas a abandonar el país”, expone la organización internacional Human Rights Watch en su Informe Mundial 2022.

Según la Policía, la tasa de homicidios en el primer semestre de este año fue de 18,47 por cada 100.000 habitantes y 41,71 el año pasado, es es entre las diez más altas del mundo, según Naciones Unidas.