Copán, Honduras.

La mañana de este jueves, fue detenido por la Agencia Técnica de Investigación Criminal (Atic), el exmilitar y candidato presidencial Santos Orellana, en el aeropuerto de Toncontín por el supuesto delito de lavado de activos.

Asimismo fue capturada en Copán su suegra, Reyna Bonilla, acusada junto a su yerno e hija.

Doña Reyna aseguró que se trata de una “persecución política” y que no tiene miedo de rendir cuenta ante las autoridades judiciales.

“Es algo absurdo porque soy una mujer que todo lo puedo justificar, me da risa porque soy una mujer trabajadora y todo mundo que trabaja tiene derecho a tener”, dijo Bonilla.

La imputada fue detenida mientras realizaba actividad política de yerno en el departamento de Copán.

Según un comunicado de la Atic, el candidato y su núcleo familiar mantiene cuentas y bienes que no corresponden a los ingresos adquiridos a lo largo de su carrera.

$!Comunicado emitido por el Ministerio Publico.