Catacamas Olancho

Una doctora en Química y Farmacia fue ultimada a balazos en el mediodía de este martes en el barrio Santa Cruz del municipio de Catacamas, Olancho.

La víctima fue identificada como Ingrid Lizeth Jiménez Oliva (31).

Jiménez estaba acompañada por un sobrino suyo, Leonardo Jiménez, de 13 años, quien resultó herido y recibe atención médica en un hospital de Catacamas, situada unos 210 kilómetros al oriente de Tegucigalpa, según el escueto informe policial.

Saúl Jiménez, padre de la doctora en química y farmacia, contó entre el llanto que su hija se trasladaba a su trabajo y fue interceptada por los criminales, que le arrebataron la vida.

“Yo estaba hablando con mi hija por celular, oí los disparos y me la mataron, escuché cuando el cipote le decía: tranquila, tía, tranquila”, dijo el angustiado padre.

“Quien hará justicia es Dios. Ella iba en el vehículo para el trabajo, la farmacia”, recalcó Saúl Jiménez.

Recordó que el 29 de noviembre de 2021 le asesinaron a un hijo.

Las autoridades desconocen las causas y responsables del crimen, por lo que iniciaron las averiguaciones relacionadas con el caso. En las últimas semanas la ciudad de Catacamas han subido los índices de inseguridad, la población pide acciones.

El 9 de junio el ministro de Seguridad, Ramón Sabillón, anunció que se estaba diseñando un plan para una intervención en el departamento de Olancho, el más grande del país, donde este año se ha registrado un alto incremento de la criminalidad.

Según fuentes oficiales, la violencia criminal en Honduras deja un promedio de entre 10 y 13 muertos diarios.

Dentro de su carro sicarios matan a doctora en Catacamas Olancho

Hoy también fue acribillada Mariela Euceda Cruz (29) dentro de su propia casa en Choloma, Cortés, por sujetos desconocidos que la atacaron sin mediar palabras.

“Hay departamentos en los que ha aumentado la violencia contra la mujer, así como la trata de personas, especialmente de mujeres jóvenes y niñas”, denunció Wendy Cruz, portavoz de la Vía Campesina.

Un total de 318 mujeres fueron asesinadas en Honduras en 2021, lo que equivale a una muerte violenta cada 27 horas y 33 minutos en el país, según cifras oficiales.