San Pedro Sula, Honduras

Un hondureño, acusado de rociar con ácido de batería a su expareja, fue capturado en el sector de Cofradía, Cortés, zona norte de Honduras.

Elvis Guzmán, portavoz del Ministerio Público, confirmó que Marvin Gerardo Ramírez Ávila será acusado por el delito de 'lesiones y violencia intrafamiliar'.

Marvin Ramírez no habría soportado que la mujer diera fin a su relación amorosa por lo que enmedio de una discusión sacó de la vivienda el líquido y luego se lo tiró a la mujer.

'Le hizo una llamada telefónica y la mujer le manifestó que la dejara en paz, fue en ese momento que este individuo le empezó a lanzar palabras soeces, minimizando a la fémina. No bastando con las acciones que estaba manifestando, se introdujo a su casa y sacó unos botes que contenían ácido de batería y se lo empezó a rociar a su exmujer, provocándole quemaduras', detalló Guzmán.

La fémina fue atendida en el hospital Mario Catarino Rivas de San Pedro Sula ya que presentaba lesiones de quemadura en uno de sus glúteos.

El Ministerio Público investigó que la mujer ya había sido víctima de violencia durante su relación con detenido.