24/01/2023
11:39 AM

Más noticias

Autopsia: aspirantes a oficiales no murieron por bebidas energizantes

  • 14 septiembre 2022 / 23:06 PM /

Especialistas de Medicina Forense del Ministerio Público tomaron muestras de sangre a las personas afectadas por intoxicación.

TEGUCIGALPA. Una de las primeras hipótesis oficiales brindadas por la Secretaría de Seguridad es que dos aspirantes a oficiales de la Academia Nacional de Policía (Anapo) fallecieron por el consumo de bebidas energizantes.

Fueron Julissa Villanueva, viceministra de Seguridad, en comparecencia junto con el director de la Policía Nacional, comisionado general Gustavo Sánchez, y el directorio estratégico quienes ratificaron estos extremos. Sin embargo, esta teoría fue descartada por los resultados preliminares de la autopsia.

“Los resultados de los análisis de la autopsia revelan que los dos fallecidos no consumieron bebidas energizantes, por lo que se continúa con los análisis para determinar las causas por las que los dos aspirantes a oficiales auxiliares perdieron la vida”, revelaron fuentes de Medicina Forense.

El padre de una de las víctimas aseguró que su hijo “nunca había ingerido ese tipo de bebidas, por lo que descartaba que el fallecimiento fuera por eso”.

El lamentable incidente se registró el domingo 11 de septiembre en las instalaciones de la Anapo, ubicadas en La Paz, ese día falleció en el hospital Roberto Suazo Córdova el joven Jairo Josué Martínez Cruz (28), quien era empleado de la Secretaría de Seguridad y estaba asignado al departamento de Telemática, ya que era licenciado en informática.

Para saber

A 13 de los afectados les tomaron muestras de sangre para ser analizadas en Costa Rica y determinar qué sustancias les causó problemas de salud.

Al día siguiente se reportó el fallecimiento de Ronal Javier Coello (34), quien era abogado y se desempeñaba como procurador legal de la Secretaría de Seguridad en el departamento de Copán. Un total de 495 personas llegaron el domingo a las instalaciones de la Anapo y con sus maletas empezaron a hacer los ejercicios.

Equipos especializados de Medicina Forense tomaron muestras de sangre a dos jóvenes que se encuentran en la unidad de cuidados intensivos de un hospital privado, tras el fatal entrenamiento. Los familiares de Kevin Mejía, uno de los afectados, solicitaron donación de pintas de sangre A+ para salvarle la vida. “Kevin es un médico, padre, esposo, que buscando una mejor vida es víctima de la tragedia de la Anapo”, señaló uno de sus familiares.

A él y a otras 12 personas se les tomaron muestras de sangre para ser enviadas y analizadas en laboratorios de Costa Rica para determinar qué sustancias les causaron los problemas de salud.