Intibucá, Honduras.

Indignación y dolor viven los familiares del niño Josué Isair Royes Sánchez (6), quien murió acribillado a balazos dentro de su propia casa.

El hecho ocurrió en la comunidad de San Miguelito, la noche del pasado martes, mientras el pequeño como de costumbre miraba televisión y cenaba junto con su progenitora y una tía, cuando de repente por una ventana de la vivienda, un criminal sin mediar palabras disparó contra el niño infiriéndole seis balazos que le provocaron la muerte al instante.

En el tiroteo resultó herida la joven Alma Luz Reyes Sánchez, quien fue trasladada al hospital de La Esperanza y hasta ayer estaba fuera de peligro.

El cadáver del menor fue trasladado a la morgue de Medicina Forense de la capital, ahí le realizaron la autopsia y se lo entregaron a sus familiares.

Josué Isair era hijo único de la joven señora, Mary Elizabeth Reyes Sánchez. Ella, en medio del llanto, recordó muchas vivencias que disfrutó con el niño.

“Era muy cariñoso y pegado conmigo, no sé por qué me le hicieron esto”, lamentó.

Reyes Sánchez expresó que su vástago ya presentía su muerte porque hace 15 días le dijo que “yo me voy a morir mamá, levantó la vista al cielo y decía, yo quiero ir a conocer a Dios”. Relató que al momento de los disparos ella estaba en pie y atrás estaba su pequeño, quien se llevó la peor parte porque resultó con seis heridas que de forma inmediata le provocaron la muerte.

“Yo lo levanté en los brazos, solo me volvió a ver y cerró sus ojitos”, lamentó la acongojada madre.

Foto: La Prensa

La madre del pequeño manifestó que meses antes fue atacada a balazos por un sujeto desconocido.
Antecedentes

La doliente madre mostró dos cicatrices producto de dos balazos que recibió hace unos seis meses, cuando un sujeto no identificado le disparó.

Equipos de la Dirección Policial de Investigaciones (DPI) trabajan en el caso, ya que el ataque iba dirigido a la familia y hace unos meses la madre del niño ya había sido víctima de un atentado.

Pobladores de la zona están consternados por el hecho sangriento en el que un pequeño fue la víctima mortal, debido a ello hacen un llamado a las autoridades de la Policía Nacional para que capturen al asesino y lo pongan tras las rejas.