Santa Rita, Yoro, Honduras.

Para parar la ola de violencia que se ha desatado en los últimos meses en este municipio, la Secretaría de Seguridad asignó la unidad especial Tigres para que tome el control y retorne la tranquilidad y la paz a los habitantes.

A las 8:00 am de ayer, y a bordo de varios camiones, llegaron a la posta policial los agentes que de inmediato se ubicaron en dicha sede, mientras los de la Policía Preventiva desalojaron las instalaciones y se trasladaron a su edificio en El Progreso.

Santos Daniel López, director de unidades especiales de la Policía Nacional, informó que llegan con instrucciones específicas de buscar y capturar a las personas que están cometiendo delitos en el sector. “Aparte de nosotros, otras unidades de investigación ya se desplazan en el sector para ubicar a los que están generando temor en la población, ya iniciamos los operativos de prevención para retornar la paz a la ciudadanía”.

Foto: La Prensa

Desde ayer, en las colonias y barrios de Santa Rita se ve la presencia de los elementos Tigres.
Indicó que no tienen fecha de regreso, por lo que estarán el tiempo que sea necesario en el lugar para reducir el índice de violencia que se ha desatado en los últimos meses y que ha dejado varios muertos. “Es necesario que la población denuncie los hechos, con ello nos están permitiendo identificar al responsable y facilitar su captura”. El oficial pidió a los habitantes portar sus documentos personales y si conduce un vehículo debe de llevar la revisión y licencia de conducir, los operativos están en todas partes y horas.

Desde hace varias semanas, las fuerzas vivas de este lugar hacían gestiones ante la Secretaría de Seguridad para que les enviaran un equipo de ese nivel, sin lugar a dudas la presencia de los uniformados comienza a dar confianza a los comerciantes y vecinos de Santa Rita. Se calcula que en lo que va de 2016 al menos unas 15 personas han sido asesinadas y otros se han salvado al quedar heridos.