16/04/2024
06:23 AM

Acribillan a balazos a tres hermanos y un sobrino en una quebrada en Tegucigalpa

  • 30 agosto 2015 /

Víctimas fueron sacadas de su casa por hombres armados que vestían uniformes militares.

Tegucigalpa, Honduras.

La madrugada del domingo fue sangrienta en la colonia Villa Unión en Comayagüela. Tres hermanos y un sobrino fueron acribillados a balazos en una quebrada luego de haber sido sacados de su vivienda en forma violenta por hombres disfrazados de militares en la colonia Flor 1 en la misma zona.

Familiares identificaron a los fallecidos como José Omar Serén Amaya (30), Melvin Alexis Amaya (34), Elvin Omar Serén Amaya (17), ambos hermanos, así como a Juan Ángel Zúniga Alcerro (22), sobrino de los tres primeros.

Los cadáveres fueron encontrados alrededor de las 9:30 am en la quebrada que une a las colonias Villa Unión y Flor 1.

Debido a lo inaccesible de la zona, la fiscal de turno del Ministerio Público solicitó apoyo del Cuerpo de Bomberos para sacar los cuerpos de la hondonada y ponerlos a una parte plana para el reconocimiento legal.

Hechos

Según testigos, alrededor de las 3:00 am varios miembros de la familia dormían en su casa. De repente, hombres fuertemente armados abrieron un pequeño portón de láminas del solar del inmueble, tocaron a la puerta y se identificaron como autoridad, pero no tuvieron respuesta de parte de las personas que estaban en el interior.

Al ver que no les abrían, los individuos derribaron la puerta, ingresaron y desconectaron los teléfonos celulares que los miembros de la familia tenían cargando.

Luego entraron a las habitaciones y tras someter a la impotencia a los cuatro varones los sacaron y los llevaron hasta un pick-up doble cabina color dorado que tenían estacionado en una calle del sector.

Fueron entre cuatro y seis hombres lo que entraron al inmueble. Dos vestían uniformes moteados de militares e igual cantidad andaban de civil, con chalecos antibalas y cubiertos los rostros con gorros pasamontañas.

Los criminales se llevaron a los cuatro parientes en la paila del automotor, los bajaron por unas gradas y antes de llegar a la quebrada les dispararon a mansalva hasta matarlos.

Tres de los occisos quedaron juntos uno sobre el otro, el cuarto quedó a unos dos metros de distancia, todos metidos en la quebrada.

Una doliente dijo que escuchó tres ráfagas de disparos, dos en la parte alta y la última en la fuente de agua.

Dolientes lloran en un sector de la colonia Flor 1 por la muerte de sus parientes.