Niña de nueve años y su tío son ultimados en su casa en Yorito, Yoro

Los familiares de la menor dijeron que el homicida la mató porque lo miró cuando estaba ultimando a su pariente a balazos.

 Parientes de la niña  Ana Ramírez y su tío José Ángel Ramírez reclamaron sus cuerpos ayer.
Parientes de la niña Ana Ramírez y su tío José Ángel Ramírez reclamaron sus cuerpos ayer.

San Pedro Sula, Honduras.

A manos de un individuo que irrumpió en su casa fueron ultimados una niña de nueve años y su tío en el municipio de Yorito, Yoro.

El crimen de la pequeña Ana Victoria Ramírez y José Ángel Ramírez (de 22 años) ocurrió la noche del domingo en el barrio Las Acacias. José Gregorio Ramírez, abuelo y padre de las víctimas, relató que las 8:30 pm de ese día estaba en su vivienda con su hijo que apodaban Capullo, su nieta y otros parientes. De repente escuchó que un individuo estaba queriendo derribar la puerta de la casa y le gritaba a su hijo: “Capullo, abrime”.

LEA: Capturan a quinto implicado en asesinato del italiano Giorgio Scanu

El joven José Ángel se levantó de donde estaba sentado y el tipo abrió la puerta y le disparó con una pistola. En esos momentos venía la niña Ana Victoria y el homicida también le disparó en la cabeza en dos ocasiones.

Después el sujeto remató a José ángel que había quedado herido boca abajo en el bordo de su cama. José Gregorio dijo que le costó abrir la puerta de su dormitorio y cuando salió el hombre ya iba huyendo por la puerta de la cocina.

Manifestó que la muerte de su hijo puede provenir porque el sábado cuando estaba departiendo con un amigo este se fondeó y unos tipos lo estaban golpeando y él intervino para que no lo golpearan. Dijo que su nieta estaba en segundo grado y les decía que quería ser policía.

La Prensa