Cadáveres encontrados en congelador eran de vendedores de embutidos

A Carlos Humberto Martínez y Noé Alexis García los vieron con vida por última vez el lunes vendiendo en la colonia Planeta.

Familiares de Carlos Martínez y Noé Alexis García reclamaron sus cuerpos ayer en la morgue.
Familiares de Carlos Martínez y Noé Alexis García reclamaron sus cuerpos ayer en la morgue.

San Pedro Sula, Honduras.

Como Noé Alexis García (de 19 años) y Carlos Humberto Martínez (de 29) fueron identificados por sus familiares ayer en la morgue forense los dos hombres cuyos cadáveres encontraron dentro de un congelador en la carretera que conduce a Ticamaya.

El hallazgo de los cuerpos se produjo a eso de las 9:30 pm del lunes. Las autoridades policiales indicaron que a las 9:15 pm recibieron comunicación vía radio de la central de emergencias 911 informándoles que en dicha vía a la altura de la colonia España se encontraba un vehículo abandonado, por lo que de inmediato se desplazaron al lugar unos patrulleros.

Al llegar los agentes encontraron un pick-up color azul marca Izusu con placas PAL 1846 en la calzada derecha con un frizer en la paila.

LEA: Armas, munición y droga decomisan tras el hallazgo de una caleta en Atlántida

Al abrir el congelador los policías encontraron dos cuerpos sin vida, por lo que de inmediato llamaron a las autoridades fiscales, forenses y de la Dirección Policial de Investigaciones (DPI) para que hicieran el levantamiento de los cadáveres.

Los cuerpos de las víctimas tenían heridas de arma blanca y señales de tortura.

Según lo informado, Martínez y García anduvieron vendiendo el lunes en la colonia Planeta donde los miraron con vida por última vez en la tarde. Las autoridades policiales informaron que por la forma en que le dieron muerte a los dos hombres manejan la hipótesis que el crimen lo cometieron pandilleros. Los cuerpos fueron ingresados a la morgue como desconocidos.

Familiares y amigos de Martínez y García llegaron ayer a la morgue forense y confirmaron que los muertos son ellos. Manifestaron que los ahora occisos vivían en el sector de Dos Caminos y se dedicaban a la venta de embutidos y no tenían problemas con nadie. Dijeron que Noé Alexis García era huérfano y se crió en un albergue de menores y hacía pocos meses trabajaba con Martínez ayudándole en la venta de embutidos y pollo.

La Prensa