Frente a sus hijos matan a líder indígena lenca en Honduras

Juan Carlos Cerros Escalante fue interceptado por sujetos en la aldea Nueva Granada, en San Antonio de Cortés.

Juan Carlos Cerros Escalante, de 41 años.
Juan Carlos Cerros Escalante, de 41 años.

San Pedro Sula.

La noche del domingo fue acribillado a balazos un líder indígena lenca en el municipio de San Antonio en el departamento de Cortés, norte de Honduras.

Se trata de Juan Carlos Cerros Escalante, de 41 años, un defensor de los derechos humanos y sociales de los pueblos indígenas de Honduras.

Juan Carlos Cerros, quien también era presidente de Comunidades Unidas, del colectivo de Defensores de la Madre Tierra, fue ultimado frente a sus hijos en la aldea Nueva Granada.

De acuerdo a amigos de la víctima, el líder indígena venía de visitar a su madre cuando frente a la iglesia católica de Nueva Granada fue interceptado por tres sujetos, que sin mediar palabras abrieron fuego en su contra.

En la escena del crimen se contabilizaron al menos 40 casquillos de bala de distintos calibres.

Jorge Vásquez, de la Plataforma Nacional de Pueblos Indígenas, dijo que Juan Carlos Cerros estaba siendo vigilado y perseguido por su lucha por la protección del pueblo lenca y sus tierras.

"Hablábamos constantemente con él me dijo que el mecanismo (de protección) no estaba haciendo nada por él", dijo Vásquez, y agregó que aunque el líder lenca gozaba de medidas cautelares otorgada por los Derechos Humanos "nunca se hizo efectiva".

Vásquez recordó a Cerros como una persona activa y preocupada por la protección de las tierras, por lo que hizo varias denuncias de explotación y tala; asimismo, descartó que el crimen haya sido por enemistades, sino por "por los trabajos que hacemos".

En ese sentido, finalizó, "exigimos a las autoridades que den con el paradero de los asesinos, tanto como los autores materiales como intelectuales".

La Prensa