Cae jefe de la MS que instalaba redes para uso de celulares en cárceles

Le incautaron un dron, una antena receptora de Internet, granadas, droga y armas.

En la residencial El Barrial detuvieron a Josselin López y al supuesto jefe de la mara Salvatrucha, quien se supone era el encargado de las redes de comunicación de esa organización delictiva.
En la residencial El Barrial detuvieron a Josselin López y al supuesto jefe de la mara Salvatrucha, quien se supone era el encargado de las redes de comunicación de esa organización delictiva.

San Pedro Sula, Honduras.

Un supuesto jefe de la mara Salvatrucha (MS-13) y su asistente fueron detenidos por agentes de la Fuerza Nacional Antimaras (FNAMP) porque se supone que son los encargados de las redes de comunicación clandestinas instaladas en los alrededores de diferentes centros penales.

Fue ayer en la residencial El Barrial que los equipos de inteligencia detuvieron a Luis Humberto el Koreano Medina Campos (de 32 años), quien se supone es uno de los cabecillas de la estructura criminal, y Josselin Abigaíl la China López Pérez (de 25).

Las autoridades de la FNAMP manifestaron que Medina era el encargado de la instalación de antenas clandestinas en los alrededores de los diferentes centros penales con el propósito de permitir la comunicación por celular entre los reos y los pandilleros de la MS-13 que están en las cárceles del país.

LEA: Asesinan a tres hombres en el Valle de Jamastrán, El Paraíso

Según las autoridades de ese cuerpo antimaras, el detenido ha sido además el encargado de la instalación de redes y sistemas de cámaras de seguridad de circuitos cerrados implementados por la MS en los diferentes barrios y colonias adonde mantienen ingerencia delictiva.

Medina, quien se supone lleva más de 15 años de pertenecer a esa pandilla, tiene antecedentes delictivos, ya que fue detenido por la Dirección Policial de Investigaciones (DPI) el 3 de noviembre del 2016 en un centro médico de San Pedro Sula por suponerlo responsable de extorsión continuada en perjuicio de testigos protegidos; pero recuperó su libertad en 2017.

Al momento de las capturas les decomisaron un fusil AR-15, una pistola calibre 40 milímetros, tres granadas de fragmentación, nueve paquetes de marihuana, un rótulo de la Policía Militar, un dron, varias computadoras, celulares y laptops, una antena para recepción de Internet, cables y cajas de herramientas que eran usadas para la instalación de los sistemas de comunicación.

También les decomisaron tres carros.

La Prensa