Con honores dan último adiós a policía asesinado en La Paz

El clase II Benjamín Corea fue victimado para robarle su motocicleta en Guajiquiro, La Paz.

El cuerpo de Corea es llevado a su última morada.
El cuerpo de Corea es llevado a su última morada. /

La Paz, Honduras.

Lágrimas, tristeza y dolor embargaron ayer a los familiares y compañeros del clase II de la Policía, Benjamín Corea Corea al ser enterrado en el cementerio general de Guajiquiro.

Corea murió en las orillas de la carretera de Opatoro que conduce a Guajiquiro, La Paz, tras ser abatido a balazos por sujetos desconocidos el sábado mientras gozaba de su fin de semana.

Las autoridades manejan la hipótesis que a Corea lo mataron para robarle su motocicleta.

El clase II estaba asignado a la Unidad Departamental de Policía 12 del departamento de La Paz en la Fuerza de Tarea Lenca Sumpul. Sus familiares, amigos y compañeros de armas lo despidieron con todos los honores, tras haber brindado un servicio eficiente y de calidad a la sociedad hondureña.

Corea será recordado por su familia como un hombre responsable y amoroso, de igual manera sus amigos y conocidos que compartieron a lo largo de su carrera policial como un amigo leal, fiel y respetuoso. Se informó que la Policía está realizando diversas saturaciones en todo el departamento de La Paz para dar con los responsables de este hecho criminal que cobró la vida del agente.

Las autoridades policiales que asistieron al sepelio manifestaron el reconocimiento a la entrega y sacrificio de Benjamín Corea y de igual forma lamentan la pérdida de uno de sus miembros y expresaron sus condolencias a su familia.

La Prensa