Rescatan a niño que tenían secuestrado en finca de café en Ocotepeque

Parientes del menor no pagaron rescate porque la Policía lo liberó de sus captores al ubicar el lugar donde estaba cautivo.

El niño de siete años fue llevado a la posta de Sinuapa y después entregado a sus familiares.
El niño de siete años fue llevado a la posta de Sinuapa y después entregado a sus familiares.

SAN PEDRO SULA.

Un día de cautiverio sufrió un niño de siete años que rescataron ayer agentes de la Policía en la aldea El Mestizo, del municipio de Sinuapa, en el departamento de Ocotepeque.

Las autoridades informaron que los agentes encontraron al menor en una finca de café, adonde lo llevaron sus captores luego de secuestrarlo el lunes.

La Policía empezó la búsqueda del pequeño en la referida aldea tras conocer la denuncia de su rapto por parte de varios individuos a tempranas horas de ese día.

Según lo indicado, horas más tarde de suscitarse el hecho el padre del niño recibió unas llamadas telefónicas de los secuestradores exigiéndole el pago de más de un millón de lempiras por su rescate.

Evaluación
Al menor lo trasladaron a las oficinas de la Policía y posteriormente lo evaluó un médico forense del Ministerio Público para entregárselo a sus familiares.

En las llamadas que recibió el padre del perjudicado, de quien se omite su nombre por seguridad y minoría de edad , los captores lo amenazaban diciéndole que si no pagaba el dinero que le exigían le iban a dar muerte a su hijo.

Tras la denuncia de la privación de la libertad del menor se organizó un grupo conformado por agentes de la Policía Preventiva, Fuerzas Especiales y de la Unidad Antisecuestros de la Policía para iniciar las averiguaciones y lograr la ubicación del menor.

Luego de varias horas de labor investigativa, los agentes lograron dar con el sitio donde tenían en cautiverio al niño y lo rescataron sano y salvo.

Al ver la presencia policial, los malhechores se dieron a la fuga, dejando abandonado al pequeño, por lo que se ejecutan operativos y labores de investigación en la zona y otros lugares del país para identificar y capturar a los responsables del acto ilícito.

La Prensa